Luego de inaugurarse la VII edición de la Feria Internacional del Libro “Guayaquil es mi destino para leer y crecer” por parte del municipio local, las actividades programadas iban tomando forma. Poco a poco los interesados en la literatura internacional y local iban llegando al Centro de Convenciones de Guayaquil en busca de los géneros literarios que más llamaban su atención.

A las 16:30 el público asistente, luego de pagar $ 2 por la entrada (adultos), $ 1 (tercera edad y personas con capacidades especiales) o gratis en el caso de los niños de hasta 12 años, empezaba a preguntar en las distintas librerías y estas se alistaban para ofrecer sus mejores ofertas.

Se inaugura la Feria Internacional del Libro de Guayaquil; escritor Eduardo Varas gana el premio Miguel Donoso Pareja

Uno de los estands más visitados era el de La Madriguera (cuyo local-cafetería está en Urdesa central). Allí, Maoly Moreira, la administradora, atendía las consultas de personas de todas las edades, especialmente jóvenes. “En esta edición y pese a las restricciones por la pandemia, ha sido muy positivo que se retome la feria. Las expectativas han sido buenas, pues como lectora que también soy, me emociona la idea de poder venir y comprar libros, conocer a mis autores favoritos, que estarán, entre ellos, dos mexicanas y una chilena. Las edades de las personas que más se han acercado a nuestro estand fluctúan entre 11, 12, 14, 16 años. Uno de los títulos por los que más han mostrado interés es La nación de las bestias, de Mariana Palova (ilustradora y escritora mexicana)”, dijo emocionada.

Las librerías tienen descuentos especiales en los distintos géneros literarios que se ofrecen en la Feria del Libro de Guayaquil. Las entradas cuestan $ 2 y $ 1. Foto: Alex Carrillo Jaramillo

Justamente el viernes 10 (20:00 a 21:00) se presentará La nación de las bestias y Leyenda de fuego y plomo, con la presencia de la autora en el salón magistral; además firmará libros en el estand.

Publicidad

La Madriguera tiene, como parte de sus actividades en la feria, las “Citas a ciegas de libros”, que consiste en la compra de dos libros por $ 10. “Pero quien los adquiere no sabe los títulos, pero se ubica por el género”, comentó Moreira. Estos libros vienen envueltos a modo de regalo.

Otra de las grandes apuestas es también Librería Española, que ocupa un gran espacio dentro de la feria. Allí, Ana Fernández, la gerente comercial, comentó que durante el primer día “estuvo bien”, considerando el aforo exigido por la pandemia. “Los visitantes han sido diversos. Al ser nosotros una librería general tenemos gustos para todas las edades. Literatura juvenil, infantil, poesía, cómics, manga... Nos han pedido de todo”.

La ciudad se prepara para una Feria Internacional del Libro casi normal y con un programa juvenil ‘exquisito’

Librería Española tiene ofertas que van desde 35 hasta 50 % de descuento en ciertos ejemplares, y 15 % en todo el estand.

Entre las actividades programadas por esta librería, Fernández destaca que el viernes 10 (18:00 a 19:00) será la presentación del libro Yo Beato, de Miguel Antonio Chávez, con la participación de Sonia Manzano; este evento será virtual en el salón magistral. El sábado 11 (16:00) habrá firma de libros con Raúl Vallejo; ese mismo día (17:00) se presentará Piel de ébano, el libro de Marco Robayo, con la participación de Raúl Vallejo (evento virtual); un poco más tarde (17:00) también habrá firma de libros y encuentro con la autora chilena Lily del Pilar en el salón magistral. El domingo 12 (15:00) habrá un evento de jóvenes escritores ecuatorianos, con Gastón Calderón, Félix Villacís, Eduardo León y Kerly Palacios. La presentadora será Mishell Sánchez.

Uno de los estands más visitados era el de la librería La Madriguera. Foto: Alex Carrillo Jaramillo

Otro estand que llamó la atención fue el de la librería Macrobooks. Según Sebastián Hidalgo, el asesor comercial: “Este primer día ha tenido un buen movimiento de personas. Sí veo que aún hay esa pasión por los libros todavía. A nuestro estand se han acercado especialmente familias. Es interesante ver ese incentivo hacia los niños por parte de los padres. Me ha gustado ese fomento de la lectura en Guayaquil”.

Macrobooks se especializa en literatura juvenil, pero también se podían ver en los mostradores best sellers, temas actuales, juegos y actividades infantiles que motivan a la lectura. “Lo que más han llevado son rompecabezas, divertilibros (libros con juguetes y tapetes). Todo lo que es interactivo es lo que más hemos vendido este día”, destacó Hidalgo.

Publicidad

Para Arturo González, representante de la librería Megabooks, de la ciudad de Ibarra, la presencia de público “ha sido muy movida”. “Pese a la época de pandemia, la gente sí se ha acercado a los estands para ver los diferentes libros que hemos traído. Espero que en los próximos días la gente siga asistiendo y seguir mostrando nuestra oferta”, dijo. Esta librería se hace presente con literatura, cuento infantil, cómics, libros de música. “Somos distribuidores exclusivos de libros de editorial Plutón, que es literatura clásica en todas las ediciones”.

Arranca la FIL Guayaquil con más de 50 autores nacionales y 16 internacionales

González destacó la presencia de personas de todas las edades, especialmente los adolescentes interesados en novelas románticas, de misterio y de terror. “Así como también los jóvenes que asisten por los cómics y mangas que nosotros tenemos”.

Qué dijeron los visitantes en el primer día

Personas que iban y venían. A las 19:00 llegó más gente. Ya adentro se veía a personas de todas las edades cargadas de fundas y libros, como tratando de escudriñar las mejores ofertas entre el mar de libros. Una de ellas fue Liviana Lituma (31 años). “Esta feria está muy novedosa. Me ha gustado la variedad de libros que he visto. En mi caso compré uno de Narnia, motivada por las películas que recién las vi, pero que despertaron mi curiosidad por conocer su literatura. Quiero ver qué tal es”, comentó luego de haber recorrido todos lo estands.

Rocío Lecaro fue otra de las personas que visitó la feria. Lo hizo acompañada de sus dos hermanas. “Son siete años seguidos, y comparando con las anteriores, me parece que esta ha sido la más amplia, lo que es bueno para el lector; pero también da la sensación de que es producto de la pandemia. Todo es más amplio. Noto que las librerías se mantienen, están la Española, Mr. Books... Lo que he notado también es que no ha habido la difusión como en años anteriores, o será que soy yo la que se ha mantenido un poco apartada. No sé cuál es el escritor estrella invitado, otra veces ha habido Padura, Rosa Montero; este año es como que estoy perdida en ese sentido”.

Lecaro comentó que estaba interesada en las obras de la escritora española Almudena Grande. “Me la han recomendado y estoy buscando libros de ella, específicamente La madre de Frankenstein. Pienso regresar, pero será cuando esté más segura en cuanto a los temas de los conversatorios. Acabo de estar en el “Fenómeno de Gilda Holst”, me pareció que estuvo casi copado, la asistencia fue un éxito con su respectivo distanciamiento. La feria me parece que está excelente”.

Vea la agenda completa de la feria en https://www.libroguayaquil.com/programa-de-escritores.