Luego de tres intentos, este lunes 1 de agosto, Javier Vásconez se convirtió en el ganador de la trigésima edición del Premio Eugenio Espejo, en la categoría de creaciones, realizaciones o actividades literarias. Vásconez no niega que este galardón -el máximo que confiere el Estado ecuatoriano- lo tiene alegre y sorprendido. “Creo que es un premio muy importante. Estoy muy agradecido y muy contento”, declara en una entrevista con este Diario.

Patricia González, Javier Vásconez y Segundo Moreno son los ganadores del Premio Eugenio Espejo 2022

Sin embargo, el novelista, narrador, cuentista y editor considera que nada se compara con el premio de saber que una de sus historias llegó a un nuevo lector y causó alguna impresión en este. “El mayor premio que uno recibe es el de sus lectores, es el hecho de que en un momento determinado alguien te llama, te escribe o te comunica que ha leído una novela tuya, un cuento y te lo comenta”, sostiene con mucha ilusión el autor quiteño.

“Entonces entras en ese terreno maravilloso que es compartir y escuchar cómo una mujer u hombre ha interpretado o ha leído un conflicto, la vida de un personaje o un viaje que has escrito y te sorprendes ante las múltiples visiones que esto puede ofrecer”, continúa.

Identifica que existe una especie de vanidad en los autores que solo crean con la finalidad de coleccionar premios. “Hay escritores que están detrás de todos los premios, por distintos motivos, pero también por vanidad. A mí no me interesa eso, a mí me interesa el proceso de la escritura misma, el descubrimiento cada día frente a la página de lo que es un adjetivo, una frase bien hecha (...) porque creo que detrás de la buena literatura simple hay una capacidad de asombro y también de aventura”, defiende.

Publicidad

Isabel Allende, la voz femenina más popular del realismo mágico, a sus 80 años no se siente “para nada anciana todavía”

En sus más de 30 años de trayectoria literaria ha editado y escrito libros como El secreto (1996), El viajero de Praga (1996), Un extraño en el puerto (1998), El retorno de las moscas (2005), El coleccionista de sombras (2022) entre muchos otros, incluido su famoso cuento Angelote, amor mío. Obras que dice ha dado a luz en medio de sus viajes y en compañía de la prudente soledad.

“Yo he sido un escritor solitario que he buscado la literatura desde las soledades, el aislamiento, apartándome de los despachos, del poder de las instituciones. Nunca he creído que se pueda conseguir nada a partir de las instituciones, que es lo que a veces, me parece, nos excedemos; creemos alcanzar estos espacios desde las oportunidades que te ofrecen las instituciones culturales”, sostiene.

“Yo he sido un escritor independiente, que he creído en el puro poder de la imaginación y también en el de la literatura”, indica.

En el 2010, el escritor Javier Vásconez firmando autógrafos de 'El viajero de Praga'.

Confiesa que construir un camino literario donde su nombre “suene” local e internacionalmente ha sido “durísimo”. Él mismo -personalmente- empezó tocando las puertas a editoriales extranjeras para cumplir su deseo de ver una obra suya impresa afuera. Para que Alfaguara (editorial española de la compañía Penguin Random House) publicara El viajero de Praga trascurrieron dos años. Antes esperó de cuatro a seis meses para que le respondieran.

Publicidad

“Lo que he hecho con mis libros ha sido enviarlos a editoriales del exterior en México y en España, esperar pacientemente y profesionalmente, esperar que te comuniquen y muchas veces a que te digan que no (…) Las editoriales extranjeras y sobre todo las españolas están abarrotadas de libros, de libros de muchísimas partes”, cuenta.

Esta situación dice que se debe a que “Ecuador no es un país que tiene un cartel luminoso para los editores”. “Ecuador no llama demasiado la atención como puede ser Argentina o México en cuanto a novedades o posibilidades literarias“, señala.

Los ecuatorianos Solange Rodríguez, Óscar Vela y Carlos Arcos son candidatos a los premios de la Real Academia Española 2022

En este punto, considera que en el país se debe trabajar aún más en la industria cultural y la industria del libro, a la que califica de precaria. “Una de las cosas que nos falla en este país no es la calidad de los autores, que los hay un poco para todos los gustos, lo que falla en general es la torpeza con que aquí se distribuye y se promociona nuestra propia literatura debido a ediciones fallosas, incompletas, una mala distribución de los libros, a veces es más difícil encontrar un libro publicado en Guayaquil o Quito que en España”, ejemplifica.

“Aquí estamos acostumbrados a la inmediatez, enseguida te publican, a través de palancas, de amistades, casi sin revisar los libros… para mí un poco descuidados o un poco apresurados”, expresa.

Publicidad

Martín Caparrós, Cristian Alarcón y Pilar del Río entre los autores confirmados para la Feria del Libro de Guayaquil 2022

Por eso que celebra que cada vez sean más las autoras (es) que publiquen con editoriales internacionales. “Mientras más autores de nuestro país y autoras sean publicadas, mejor será, porque seremos más que demos a conocer la sensibilidad y las cosas que se están haciendo en Ecuador (...) Mientras más escritores ecuatorianos circulen en el mercado y en las librerías de otros países, para todos es mucho mejor”, enfatiza.

Vásconez será condecorado el próximo martes 9 de agosto por el presidente de la República, Guillermo Lasso. En la gala también serán reconocidos la cantante Patricia González y el antropólogo y etnohistoriador Segundo Moreno Yánez. (I)