Desde el norte de San Francisco y en una mañana lluviosa de verano, la escritora Isabel Allende atiende por videollamada una entrevista concedida a Radio City. El dos de agosto del presente año la autora chilena y la más leída en español celebró su onomástico 80. Sus obras han sido traducidas en 42 idiomas y alcanzan más de 73 millones de ejemplares.

El 2022 también le trajo otra celebración significativa a Allende: Se recuerdan los 40 años de su primera novela y la que la convirtió en un nombre internacional, La casa de los espíritus. Por ese motivo, Allende comparte las percepciones personales no solo de su vida, sino de su carrera, una que sigue siendo igual de fructífera que en su primer día.

¿Cuál es el secreto para mantenerse y estar tan activa? Porque usted es una mujer que no deja de escribir nunca.

Bueno, tengo que decir que son las luces buenas aquí frente a la computadora, por eso me veo mejor de lo que soy. Y respecto a la energía, creo que hay una combinación de buena salud y de un proyecto. Siempre tengo algún libro entre manos y eso me mantiene muy entretenida.

Publicidad

Isabel Allende, la voz femenina más popular del realismo mágico, a sus 80 años no se siente “para nada anciana todavía”

Cómo hacer para estar constantemente creando como usted. Siempre lo dice, porque la entrevistamos también hace poco y usted decía “siempre tengo un proyecto, siempre estoy creando algo nuevo”. ¿Cómo hay tanta creatividad en la cabeza de Isabel Allende, cómo influyeron sus padres en toda esa creatividad?

No sé si mis padres influyeron, pero desde muy chica yo tenía una imaginación vertiginosa. Decían que yo era una mentirosa y ahora que me gano la vida con estas mentiras, resulta que soy escritora. Y me respetan por las mismas mentiras que antes me castigaban. Así que no sé si se lo debo a mis padres, pero empecé como periodista y siempre me han interesado las historias de la gente, oír las vidas de la gente y de eso escribo y de eso siempre hay material de sobra, nunca va a faltar.

Hay un libro que es Violeta, basado en la historia de la vida de su madre. ¿Cómo era la madre de Isabel Allende?

Mira, el personaje de Violeta se parece mucho a mi madre, pero no su vida. Sí es cierto que mi madre también nació en 1920, en medio de la pandemia de la influenza. Y que nació en una casa como la que describí para Violeta y era una familia similar. Pero a diferencia de Violeta, mi mamá nunca se ganó la vida, siempre fue dependiente, primero de un padre, de su hermano y de su hermano mayor. Después de un primer marido, después de un segundo marido, después otra vez del padre y después de mí. Entonces, a diferencia de Violeta, mi mamá no pudo realizar todos los talentos y toda la visión que tuvo ella que tenía la misma visión comercial de Violeta y podría haberse ganado la vida, pero no lo hizo.

Publicidad

Aparte de Violeta, quiero hablar de esta nueva serie de Amazon Prime Video sobre su vida. Cuéntanos un poquito sobre esto que vamos a encontrar aquí. Leía también que realmente se ha sentido conmovida con todo lo que se va a mostrar en esta serie que tiene tres capítulos.

Cuando me dijeron que iban a hacer esto pensé estos proyectos llegan a proponerlos y después se diluyen en la nada. Me llevé la sorpresa de que un día me mandaron un contrato y después mandaron unos guiones que tampoco los leí con una tremenda atención.

Entonces me llevé una sorpresa tremenda cuando vi la serie en la televisión. Hay algunas cosas que mi familia y otras personas que me conocen objetaron, porque dijeron que yo no quedaba muy bien, pero la verdad es que me dejaron mucho mejor de lo que soy de partida. La actriz es bien bonita.

Isabell Allende regresa a las librerías con su nueva novela ‘Violeta’ el 25 de enero

Pero si usted es bella, Isabel, por favor, guapísima.

Publicidad

Imagínate, tiene como medio metro más que yo. Realmente todo lo que cuentan está todo basado en mi libro Paula, yo no puedo alegar que inventaran nada que me dejara mal, todo está escrito en Paula y fueron muy fieles al texto. Ahora, cuando la teleserie empieza aparece mi hija Paula en el hospital en Madrid. Ahí es el comienzo y yo no pude verlo, o sea me puse a llorar y dije “esto no lo puedo ver”. Pero mi marido dijo “déjame, me voy a saltar esa parte” y ya después me metí en la serie. Vi hasta el final y terminé llorando, porque termina con la muerte de Paula, pero está muy bien hecha. Yo la encontré muy bien hecha. Fíjate que vinieron acá a San Francisco los productores y tomaron no sé cuántas copias de fotografías de vídeos de entrevistas y copiaron los vestidos exactos de cada época, peinados, la casa, porque yo veía que hablaban de su infancia, de lo que vivió en Venezuela contaban.

Isabel, soy fanática de La casa de los espíritus, debo reconocer que es uno de los libros que lo pudiera leer un millón de veces porque no me cansaría nunca...

Gracias, oye, porque yo no lo podría volver a leer, en serio, he tratado, pero no paso de la página 15. Por qué, no sé, no sé, porque ya se ha hablado tanto de ese libro, se han hecho tantas cosas con eso.

Justamente eso le iba a preguntar, porque La casa de los espíritus fue llevada al cine, sin embargo, quienes somos amantes del libro, quienes primero leímos el libro, la película nos dejó tremendamente decepcionados. ¿Cómo le pareció a usted?

Publicidad

Mira, piensa en la época. Fue en 1995, cuando no podía haber ninguna película de éxito internacional que no fuera en inglés, y que no fuera con personas de Hollywood que la gente pudiera reconocer. Entonces esto era plata alemana, dirección de Hollywood, actores anglosajones, filmada en Portugal los exteriores y en Dinamarca los interiores. De Latinoamérica no tenía nada, entonces claro, mucha gente se sintió decepcionada y de hecho la película tuvo más la publicidad antes de que se lanzara, porque no había actores latinos, excepto Antonio Banderas. Entonces ya empezó con mala publicidad.

Pero las cosas han cambiado mucho desde entonces, piensa que han pasado 30 y tantos años... Hoy día las películas pueden ser en otros idiomas, a nadie se le ocurriría ahora hacer una película latinoamericana sin actores latinos, eso es impensable.

Ahora hay un proyecto de una teleserie de 10 capítulos, grabada en Latinoamérica con latinoamericanos y en español...

Isabel Allende es retratada en Amazon Prime con una miniserie de tres capítulos

¿Y con su supervisión?

No, yo no quiero tener supervisión, porque no entiendo nada de todo eso. Yo no quiero que haya alguien detrás de mí, mirando por encima del hombro a ver cómo escribo...

No, si usted supervisaría la teleserie.

Pero por eso te digo yo no puedo estar supervisando algo, claro algo de otro creador, me parece una falta de respeto.

Bueno, aparte de esta noticia que me parece espectacular, ¿cómo es la Isabel Allende abuela, cómo es con sus nietos, con su esposo, en su día a día y qué proyectos nos tiene preparados?

Mira, como abuela soy un desastre, era muy buena cuando los niños eran chicos y después se fueron al college cada uno, lejos, y como me prestan muy poca atención. Yo decidí que no voy a sufrir por eso, así que como abuela soy de lo más indiferente. Cuando vienen los regalos y cuando no, no pienso en ellos, y así vivo tranquila. Respecto a mi marido, este es el tercero y si vivo lo suficiente creo que voy a tener otro.

Nos casamos a los 77 años y te puedes imaginar que estamos compartiendo la vejez porque me encanta estar con él, es una persona muy buena y mi vida es mucho mejor porque tengo un compañero...

Y he aprendido algo en este tercer matrimonio. He aprendido que no tengo tiempo que perder, no tengo tiempo, nos queda muy poquito, a los dos. No tenemos tiempo para peleas, para todas esas porquerías que desgastan tantas energías.

Isabel, quiero hacer una última pregunta. Usted tiene el mismo apellido que su tío segundo y obviamente el expresidente, o el presidente, mejor dicho, en funciones, de Chile y nunca ha escrito acerca de su tío o la historia de vida de su tío, ¿Por qué no se ha animado?

Yo no escribo biografías, no soy buena para eso, me siento mucho más cómoda en la ficción. Y Salvador Allende no es un personaje que se pueda ficcionalizar. Los historiadores han escrito y seguirán escribiendo sobre él. Pero su gobierno y todo lo que pasó en Chile, desde que él fue elegido hasta el golpe militar, y posterior al golpe militar, he escrito mucho sobre eso. Está en La casa de los espíritus, Amor y sombra, Paula, en tantos de mis libros vuelve a aparecer. (I)