Alberto Montt tiene claras dos cosas: que el humor y la tragedia siempre van de la mano —siempre—, y que la ansiedad es un sentimiento que todos experimentan. “Algunos la sufren y otros no”, dice con mucha frescura a través de una videollamada para este Diario. Son precisamente estos elementos los que forman parte de su libro Ansiedad, publicado bajo el sello editorial Planeta Cómic.

Recomendación literaria: ‘La nación de las bestias’, de Mariana Palova

En 160 páginas reúne una serie de viñetas con un redondo personaje de color rojo, que está constantemente persiguiendo a hombres y mujeres para recordarles su presencia, lo que causa estrés en ellos, pero que a la vez arranca no una risa, sino una risotada a los lectores. Se trata de la representación gráfica que Montt hace de la ansiedad, desde el 16 de enero de 2020.

Alberto Montt retrata su propia experiencia con la ansiedad, la sufre desde niño.

“Hice ese personaje sin pensarlo y se mantuvo... La primera vez que dibujé a la ansiedad fue en una viñeta para hablar sobre ansiolíticos...”, dice el diseñador y artista plástico sobre esta figura rojiza con ojos saltones y una especie de púas en su cabeza.

“Lo que me salió, obviamente, fue la manera que tuvo mi cerebro de recurrir a aquellas cosas que simbólicamente en mi cabeza deben haber representado la ansiedad, que justamente es una pelota, algo que siempre te invita a abrazar, a apretar, a acariciar; pero al mismo tiempo es una pelota con púas, que es algo que se repite mucho en la naturaleza, o sea, están las cactus, los peces globo; y rojo porque a mí me parece que es el color más ansioso”, cuenta.

Publicidad

Alberto Montt retrata su propia experiencia con la ansiedad, la sufre desde niño.

Y es que a Montt la ansiedad le viene hablando desde que era un niño, pero desde que la dibuja se le hace más fácil reconocerla. “Sé hasta dónde se extienden los tentáculos... Me ha permitido mirarla de manera más sencilla. Dibujarla es la fórmula que tengo para seguir adelante”.

Amo el personaje, amo lo que me ayuda a expresar, amo cómo logra comunicar, cómo logra enganchar, cómo ha mucha gente le ha servido para poder visualizar su propia ansiedad, o para poder comunicar su propia ansiedad. Hay gente que me escribe que por fin pudo hablar con su novio o con su familia de lo que sentía, porque hasta ese momento no tenían claro qué era”, añade.

Universo de Libros: conozca las obras más vendidas en Tres Gatos Cafetería Librería

Sostiene que la idea del libro, de llevar sus dibujos a un formato impreso, parte un poco de ese gusto que tiene por lo tradicional. “Yo soy chapado a la antigua en ciertas cosas... Yo creo que el libro sigue siendo hasta el momento para mí irremplazable; el olor de la tinta... Entonces, hay un tema de fetiche que para mí es importante...”, expresa.

Es autor de otros libros, como Solo necesito un gato, Achiote, la obra infantil El terrible problema de murciélago, entre otros.

El libro Ansiedad se encuentra a la venta en Mr. Books a un costo de $ 13,50.

Una terapia

Alberto Montt retrata su propia experiencia con la ansiedad, la sufre desde niño.

El sarcasmo, el humor, la ironía para graficar las tragedias de la vida son una terapia para Montt. “Yo siento que me he ahorrado muchísima plata en psicólogos gracias al dibujo”, dice con plena seguridad y con una risa semiescondida.

Publicidad

“Creo que el valor fundamental del dibujo en mi vida ha sido el ayudarme a ordenar mi cabeza, que siempre es un caos absoluto —y si vieras la parte de abajo de mi habitación te darías cuenta de que es un reflejo de mi cabeza—. La ilustración para mí siempre fue eso, el poder sentarme y conversarlo con alguien…”, continúa.

Su estilo dice que tiene que ver con lo que consumió de niño. “Cuando yo crecí leyendo Quino y Mafalda, en realidad, si se lo ve fríamente, no tiene nada de gracioso. Yo no recuerdo haberme reído con un chiste de Quino... Este es el humor con el que crecí, ese humor que parte del dolor”, indica.

Yo soy un producto de mis experiencias, todo lo que me pasa, toda mi forma de pensar, de actuar, de moverme, sentir, tiene que ver con las experiencias que yo he ido acumulando a lo largo de mis 48 años...

Alberto Montt

Montt en redes

Considera que mucha gente lo sigue por redes porque todo lo que hace lo hace con el cerebro pero desde el estómago. “Yo digo lo que le molesta, lo que me sucede, sin temor necesariamente al qué pasará después. Prueba de ello es que con cada publicación pierdo muchísimos seguidores y gano otros”, menciona.

“Creo que si todos nosotros hacemos el ejercicio que hago yo al dibujar, perderíamos muchos amigos constantemente (...). Siempre hay gente que se decepciona porque herí su religión, porque herí su fascinación por Sabina, o porque resulta que no era tan ecológico como ellos pensaban que era yo, qué se yo… Siempre hay una razón para decepcionarse de los otros”, resalta.

Amo a Ecuador con locura

Alberto Montt, artista y diseñador gráfico.

Siempre que se presenta dice que es un autor latinoamericano, y cuando le preguntan de dónde es responde que chileno-ecuatoriano. “Alguna vez leía que uno no es de donde nació, sino de donde están sus cariños, y yo tengo cariños repartidos por todo el mundo”.

“Ahora, si me preguntan: ‘¿Amas Ecuador?’. Con locura. ‘¿Extrañas Ecuador?’. Con locura”, añade.

Proyectos futuros

Propone hablar del mañana desde la esperanza. Indica que continuará con el argentino Ricardo Siri Liniers la gira de su espectáculo de stand up. Así como también retomarán el pódcast “La vida es increíble”. (I)

Para mí la gran gracia de la vida es poder contar historias... El dibujo es una forma, el stand up es otra, el pódcast es otra, escribir es otra. Creo que tener espacios -en mi caso, para poder ir soltando las ideas que tengo en la cabeza- es lo que me mueve, es básicamente aquello que me empuja en el día a día.

Alberto Montt