Pilar Quintana encontró en la candidez de una niña la manera idónea para narrar los eventos duros, las revelaciones y los silencios de una familia en crisis. Los abismos, Premio Alfaguara de Novela 2021, es la reunión de personajes que llevan dolores internos, sueños inconclusos, secretos a voces y todas esas cosas de adultos, que vistos desde unos ojos prematuros no tienen juicio de por medio, pero sí mucho sentir.

La novela presenta a Claudia, un personaje probablemente adulto que prefiere recordar su infancia desde la voz de una niña de 9 años, una preguntona y observadora. “A veces obtiene algunas respuestas, pero también hay un silencio muy grande en torno a lo que está pasando, hay cosas que están pasando y no se nombra”.

En el transcurso de la novela Claudia es testigo de algunos eventos y confesiones de su familia. “Vemos que la niña está siendo testigo de una relación de su mamá con otro hombre, pero la niña nunca nos dice ‘mi mamá estaba siéndole infiel a mi papá’, sino que nos muestra las acciones y nosotros los lectores podemos concluir que eso es lo que está pasando”, señala la autora.

“Los papás están viviendo vidas separadas en la misma casa, pero no hablan de lo que está pasando y la niña muchas veces se siente muy solitaria, en medio de ese silencio terrible”, añade.

Publicidad

La escritora, proveniente de Medellín, sostiene que en su novela habla de las violencias sutiles dentro de las familias. “Es una madre que abandona emocionalmente a su hija porque ella está deprimida, porque está insatisfecha, porque no encuentra su lugar en el mundo (...), es importante no solo examinar la violencia de los golpes -que es gravísima-, sino otras violencias que también ocurren en las familias”, resalta Quintana.

“Es una novela que puede ser luminosa pero es más bien oscura, y el final no es un final gratificante... pero yo sí creo que hay un rayito de esperanza en Claudia”, sigue.

‘No quiero ser como mi mamá’

Quintana, quien se considera fue esa hija rebelde, se apoya de la honestidad para tratar un tema a veces difícil de verbalizar. “Muchas veces uno no quiere ser como la mamá, no quiere repetir los errores que cometió la mamá y no quiere verse en ella...”, dice.

“La novela precisamente reflexiona sobre el destino de muchas mujeres donde era un imperativo que estudiáramos (…), no tenían esa posibilidad, porque la obligación de esas mujeres era tener una familia, ser madres y esposas; se pensaba que ese era el destino natural de las mujeres y que tenían que ser felices con ese destino...”, agrega.

Mujeres y madres en silencio

Los abismos cuestiona el concepto de maternidad que impera en la sociedad. “La novela va de eso, sobre lo que debemos callar las mujeres, sobre lo que callamos en las familias y sobre lo que callamos las madres, las madres se supone que somos estos seres mágicos que hacemos todo por nuestros hijos y nos sacrificamos por ello y casi que desaparecemos como individuos”, señala.

Pilar Quintana: 'La peor censura es la autocensura'

Esa idea de la maternidad es una idea absoluta salida de la realidad, yo no conozco a esas madres en la vida real, yo no soy esa madre, mi mamá no era esa madre, mi abuela no era esa madre... esa madre no existe. (…) Yo estoy explorando las maternidades como son, no como nos las venden en los comerciales”, complementa la autora, madre de un niño de 6 años.

Una autora que se rebela desde la escritura

Quintana es autora de Las perras (2017), su primera novela, en la que dice plasmó cómo era realmente ella. “Yo sentía que no cabía en la sociedad en la que me tocó nacer... que la mujer que yo era no correspondía con la idea de la mujer que me decían en el colegio y en la casa (…), la mujer es dulce, callada, se alisa el pelo, se arregla, anda bien vestida y maquillada; y yo no era ese tipo de mujer, yo decía groserías, tenía el pelo salvaje, era impetuosa, era respondona... entonces crecí sintiéndome inadecuada y tratando de caber en esa sociedad que me había tocado”, apunta.

Los abismos se encuentra disponible en librerías del país. En Mr. Books se encuentra a un precio de $ 23. (I)