Desde 1837, el palacio de Buckingham es la residencia de la realeza británica, la misma que dentro de poco dejará de ser habitada por la reina Isabell II, quien anunció que se trasladará al castillo Windsor.

El palacio será sometido a un mantenimiento hasta el 2027, el costo de esto sería de más de 300 millones de euros. Estas adecuaciones serían una de las razones por las que la soberana decidió movilizarse.

Windsor, el castillo donde vivirá Isabel II, tras dejar el Palacio de Buckingham; ¿Por qué es tan importante para ella?

La mansión real, que cuenta con 775 habitaciones, fue construida en 1703 para el duque de Buckingham, John Sheffield. En esa época era llamado Buckingham House. En 1762 el edificio fue adquirido por el rey Jorge III, para uso como residencia privada, según el portal del palacio, www.londres.es.

El rey Jorge III lo compró para su esposa, la reina Charlotte, y para que a su vez esté cerca del palacio St James, en donde realizaba las diligencias monárquicas, de acuerdo con Hola.

Publicidad

En ese entonces el nombre del actual palacio era Casa de la Reina (Queen’s House).

Cuando Jorge III tuvo problemas de salud a los 50 años, sufrió “brotes de incapacidad mental” y antes de retirarse a Windosr, nombraron a su hijo Jorge IV, príncipe regente.

Meghan Markle debuta como duquesa de Sussex en el Palacio de Buckingham

En 1826, Jorge IV convirtió a la Casa de la Reina en palacio, modificación que estuvo a cargo del arquitecto John Nash, y es cuando empezó a llamarse palacio de Buckingham.  Sin embargo, Jorge IV no lo pudo habitar, murió en 1830, en Windsor.

Tras la muerte de Jorge IV, su hermano Guillermo IV se mudó a Buckingham, pero también seguía viviendo en Clarence House.

Publicidad

En 1837, el palacio fue habitado por la reina Victoria, antes de ser coronada reina.  Ella dejó el castillo Windsor. Victoria también se encargó de la remodelación del edificio con el arquitecto Edward Blore.

En 1861, cuando muere Alberto, esposo de la reina Victoria, el palacio fue cerrado, su hijo Eduardo VII incluso llegó a llamar a la edificación como “el sepulcro”. Pero cuando Eduardo VII llegó al trono en 1900, hizo readecuaciones a la mansión.  Eduardo VII ha sido el único monarca que nació y murió en el palacio, según La Vanguardia, que indica que la reina Isabel II nació en Mayfair.

En el palacio también habitó el rey Jorge V, quien también se encargó de más readecuaciones. Jorge V murió en 1936. Heredó la corona Eduardo VIII, pero abdicó al año de haber ascendido para casarse con Wallis Simpson.

Foto: www.abcactionnews.com

El palacio “sobrevivió de manera ejemplar” a dos guerras mundiales, en la primera “no fue atacado”, sin embargo, en la segunda “fue bombardeado en diferentes ocasiones”, siendo el de gran magnitud en 1940 que destruyó la capilla real, de acuerdo con el sitio www.londres.es. Esto ocurrió cuando Jorge VI, hermano de Jorge V, estuvo al frente de la monarquía. Murió en febrero de 1952.

Publicidad

De este modo se llega a la época de la reina Isabel, quien este año cumplirá siete décadas en el trono británico.

Atractivo turístico

Entre finales de julio e inicios de septiembre se permiten las visitas turísticas al interior del palacio. Se puede recorrer los Salones de Estado, las Cocheras Reales y la Galería de la Reina. (I)