Desde hace casi diez años tiene una agencia de marketing y publicidad el empresario Alfredo Arboleda. En el transcurso de ese tiempo ha escuchado quejas, consultas y reclamos por parte de usuarios debido a la publicidad engañosa en diferentes promociones; y algo similar ocurría del otro lado: las marcas, la mayoría pequeñas y medianas empresas (pymes), eran reacias a invertir o a realizar algún tipo de estrategia.

Según Arboleda, las pymes le comentaban que manejar las redes sociales con agencias no les parecía correcto, porque en su momento habían invertido en planes y no tuvieron resultados.

En ese sentido, señaló que pudo darse cuenta de que había una problemática con una solución importante en el caso de encontrarla, para lo cual hizo un análisis con los usuarios y las marcas, a fin de encontrar las herramientas. “Yo he vivido mucho tiempo, en ida y vuelta, desde muy pequeño, en Estados Unidos. Y entonces comencé a averiguar y, bueno, una de las herramientas comerciales más efectivas, no solamente en Estados Unidos sino a nivel mundial, y más antiguas han sido los cupones”, explicó Arboleda.

El empresario comentó que “es algo muy interesante” cuando se investiga cómo nacieron los cupones, porque es un medio de transacción. Pero para implementarlo en Ecuador, dados los precedentes, iba a ser algo complicado. Entonces es cuando nació Pirucho, que reinventa la forma de comercializar estrategias mediante cupones.

Publicidad

La manera en que se reinventaron, de acuerdo con Arboleda, fue agregar un cupón adicional. “La necesidad del usuario era conocer diferentes tipos de promociones reales, y la necesidad del establecimiento era generar un tráfico. Entonces hicimos que todos los cupones en Pirucho generen un tráfico real, porque la única forma de validar los cupones es yendo al establecimiento”, sostuvo el gerente general de Pirucho.

El modo de generar la efectividad en el comercio fue agregando en la cuponera un cupón gratis, el cual es realmente uno de bienvenida a cada persona que adquiere la revista. “Cada comercio dona, como una especie de sampling, al usuario que quiera redimir la promoción para decirle: ‘Te quiero captar como usuario. Prueba mi producto: ven, visítame, vive la experiencia en mi local, sondea el producto, la calidad y el precio; y, bueno, si es que te gusta el producto y si te enganchas conmigo, será de agrado ser tu comercio fidelizado. En el caso de que no te guste, no vas a regresar, simplemente viviste la experiencia’”, explicó.

En ese contexto, indicó que se vuelven en Ecuador la primera estrategia comercial más efectiva hacia los comercios y, al mismo tiempo, se convirtieron en una opción para el usuario “realmente exitosa”.

Alfredo Arboleda, gerente general de Pirucho. Foto: Cortesía

Desde el 2018 —año en que fue publicada la primera edición de la revista Pirucho— hasta la actualidad han presentado seis ediciones al público. “Hemos tenido ya 35.000 personas aproximadamente que han sido partícipes de esta cultura de ahorro”, aseguró.

Publicidad

El empresario señaló que Pirucho tiene como objetivo fomentar la cultura de ahorro mediante cupones, y esto va de la mano de una educación financiera. “Vivimos una época de austeridad, en la cual en toda clase social necesitamos crear y generar un ahorro. Ahora muchas personas tienen un concepto errado de lo que es educación financiera, que es saber utilizar mi presupuesto de la forma más apropiada posible para tratar de no privarme de algo que me gusta”, resaltó.

En la sexta edición de la revista tienen $ 640 gratis en cupones totalmente instantáneos y más de $ 7.000 en cupones de ahorros. Constan 36 marcas, entre las emprendedoras y las cadenas internacionales. Hay diferentes categorías, como salud, belleza, gastronomía, deportes, entre otras.

Asimismo, indicó que los cupones son transferibles. Cada edición es única, por lo que hay un tiraje limitado en cada publicación. Los cupones son válidos del 1 de julio hasta el 4 de diciembre de 2022.

Quienes deseen adquirir la cuponera pueden comunicarse a través de WhatsApp al 096-955-4655, a través del sitio web pirucho.com o por Instagram (@piruchoec). Costo: $ 28.

De momento está disponible en Guayaquil, mientras que en Quito se prevé que esté a finales de diciembre de este año. También hay planes de extenderse a Machala, Manta y Salinas; inclusive están con un proyecto “ambicioso fuera de Ecuador, para toda Latinoamérica”. (I)