Días después de su viaje a Jamaica, Meghan Markle y el príncipe Harry se trasladaron a Canadá. La pareja fue vista ayer, miércoles 14 de febrero, en el inicio de la celebración de cuenta regresiva One Year to Go, de los Juegos Invictus de invierno 2025.

Abrigados con ropa para combatir las temperaturas bajo cero, ambos se tomaron de la mano mientras se dirigían a la montaña nevada para hablar con los atletas y sus guías.

El príncipe, de 39 años, y Meghan, de 42, pasarán los próximos tres días reuniéndose con miembros del Campamento de Entrenamiento de Invierno organizado antes de los Juegos Invictus Vancouver Whistler 2025. Este reúne a atletas paralímpicos y veteranos heridos psicológica o físicamente durante el servicio militar.

Publicidad

El evento deportivo acogerá a unos 500 competidores de 23 países del 8 al 16 de febrero del 2025. (E)