El príncipe Harry ya se encuentra en Londres, donde se reencontró con el rey Carlos III tras conocer su diagnóstico de cáncer. Padre e hijo volvieron a verse luego de meses, así reporta la BBC.

Harry voló desde California, donde reside con su esposa, Meghan Markle, e hijos, y se dirigió a Clarence House, la casa londinense del rey, quien ya empezó con su tratamiento este mismo lunes 5 de febrero. Habrían compartido un momento juntos de 45 minutos.

Según fuentes cercanas a la BBC, el duque de Sussex no se reunirá con el príncipe William, esto a pesar del estado de salud de su cuñada la princesa Kate Middleton, quien hace poco fue dada de alta.

Publicidad

Según expertos de la realeza, la condición de salud del rey sería un punto de reconciliación entre el rey y su hijo Harry. Entre ellos existe un distanciamiento originado por varios motivos, entre esos la aparente desaprobación que el duque le guarda a la reina consorte Camila.

El rey llamó personalmente a su hijo Harry para informarle sobre su estado de salud, y esto habría sido una conversación cálida. Esto provocó que el duque de Sussex tome un vuelo de urgencia hasta donde su padre.

Markle se quedó en su mansión en Montecito con sus dos hijos: Archie, de cuatro años, y Lilibet, de dos años. Lo que significa que ya no visitarán Canadá para participar en varios compromisos públicos en el contexto de los Juegos Invictus.

Publicidad

Príncipe Harry captado llegando a Clarince House, en Londrés, para visitar a su padre. Foto: Tomado de la BBC

El cáncer del rey fue descubierto durante su reciente procedimiento quirúrgico para la ampliación benigna de próstata, en el que se observó “un tema separado de preocupación”. “Las pruebas diagnósticas posteriores han identificado una forma de cáncer”, informó el Palacio.

Es así como el rey de Inglaterra ya empezó su calendario de tratamientos regulares, lo que lo obligará a posponer tareas públicas por consejo de los médicos: “A lo largo de este periodo, Su Majestad continuará realizando asuntos estatales y papeles oficiales como de costumbre”. (I)