El recién posesionado presidente de Ecuador, Daniel Noboa, celebró el cambio de mando junto con las autoridades más importantes del país y en especial con su familia (aunque su padre, el reconocido empresario Álvaro Noboa, estuvo ausente por problemas de salud).

Ciertamente, el flamante mandatario realizó una entrada triunfal al acto protocolario cuando llegó con su esposa y sus dos hijos, luciendo accesorios y piezas de vestir de color púrpura, el tono que escogió para su partido político y que además denota realeza. Incluso sus hermanos siguieron esta línea.

Annabella Azín (primer plano), en una misa de la familia Noboa-Valbonesi antes de la ceremonia del cambio de mando en la Asamblea Nacional. Foto: twitter.com/AlexSamCamp

Solo su madre, la doctora Annabella Azín, decidió lucir otro color que igualmente la hizo brillar como una de las más elegantes de la ceremonia.

Publicidad

Annabella, una de las asesoras más importantes de Daniel Noboa, optó por un vestido de apariencia satinada color celeste y corte parecido al camisero: con cuello con muescas y esquinas cuadradas en solapa y escote en V; además incluyó mangas largas y una falda tipo A de corte midi, u hora del té, que tenía tablones.

Annabella Azín en la posesión del presidente electo, Daniel Noboa, en la Asamblea Nacional. Foto: API

La médica complementó su vestuario con aretes de perlas, cabello recogido y sus infaltables gafas para ver con marcos translúcidos, así como calzado (tacones medianos) y una cartera sobre en tonos beis. Su maquillaje fue discreto, muy a lo que ella está acostumbrada a estilar.

De acuerdo con el usuario @dejenlavolver (en X), Annabella Azín lució espectacular, “con este look dignísimo, perfecto para la ocasión y en el que todos los detalles están cuidados a la perfección”.

Publicidad

Durante el acto, Annabella Azín se sentó en primera fila junto con su nuera, Lavinia Valbonesi, sus nietos y sus otros hijos, que acompañaron a Daniel en el día más importante de su carrera. (E)