Los esposos Jorge Quintero y Marcela Johanna Mejía encontraron en Ecuador no solo el país para formar su hogar sino también la oportunidad para emprender su propio negocio. ‘Somos Colombia en Ecuador’ dice el eslogan del restaurante La marranada, establecimiento que tiene una propuesta de comida fusión colombiana

La marranada, ubicado en Sauces 9 (mz. R5 villa 4, frente al parque lineal), es el restaurante que dirige esta pareja originaria de Santander luego de diversas experiencias en el campo de la preparación de alimentos. En La Guajira, en Colombia, una carreta de arepas rellenas, en el 2008, fue su primer intento en este negocio. Continuaron con una pequeña empresa de fabricación de empanadas a la que sumaron el servicio de catering y posteriormente un local de comida para almuerzos ejecutivos.

“Después de todo esto surge la idea de venirnos a Ecuador porque un hermano mío es dueño de La Vereda y él iba a abrir su restaurante en Mucho Lote 2 y yo venía a ayudarle a él para ver el mercado y volver a Guayaquil (en la época del 90 vivió en el Puerto Principal) y traer a mi familia y comenzar de cero. Pero mi hermano me dijo que me viniera de una vez con todo y todos y empezó una travesía de 14 días, más o menos, montado en un camión con mis cositas, entrando al Ecuador, para iniciar el restaurante”, relata Quintero.

Su amor por preparar alimentos, se autodefinen como cocineros empíricos, se refleja en la preparación de los más de 20 platos que integran su menú. “Todo lo hemos hecho con pasión, con amor y también ha habido un toque secreto que es la confianza que hemos puesto en Dios y en la necesidad de salir adelante y cambiar el concepto tanto de la comida colombiana como ecuatoriana sin perder la esencia de ambas cocinas”, menciona.

El nombre del establecimiento, explica, se origina de la tradición colombiana de reunirse en familia y amigos para compartir durante los días de feriado o puente. “La marranada en sí es un ágape donde compartes con las personas que quieres, en esos días de puente se compra un marrano y se cocina entre todos, todo el mundo participa y ayuda”, añade.

En su carta hay opciones como bandeja paisa campesina (chorizo, chicharrón, huevo, maduro frito, aguacate, arepa, arroz, frijol, opcional pollo /res / cerdo), fritanga (chorizo, morcilla, chicharrón, carne fritada, arepa de queso, patacones y papas chauchas), ropa vieja con arepa, muelas de chicharrón, churrasco a caballo, mangucharron (cama de verde majado con hogao, chicharrón crocante, guacamole, madurito y curtido de cebolla bañada en pimentones morrones), matambrito, ensaladas, sancocho, mondongo, molla típica, lechona, fiambre montañero, entre otros.

La bandeja paisa es parte del menú del restaurante La marranada. Foto cortesía.

“Nosotros hemos fusionado nuestros platos colombianos con los gustos ecuatorianos y pensando también que el colombiano no se pierda tanto, pero también acercando al comensal ecuatoriano de adoptar nuestra comida y dejarnos pertenecer a su día a día de comida”, refiere.

El local tiene capacidad para 90 personas, en diferentes ambientes. Atienden de lunes a jueves desde las 15:00 hasta las 23:00 y de viernes a domingo, de 12:00 a 23:30. También cuentan con servicio a domicilio. (I)