Vayan estos merecidos versos

en sus 100 años de fundación,

homenaje a Diario EL UNIVERSO,

el vocero de mayor circulación.

Publicidad


Fundado por don Ismael Pérez Pazmiño,

hombre de claras ideas, gran precursor

entusiasmado desde su alma de armiño

con espíritu de poeta y alma de escritor.


Publicidad

Manifestados en su Poliedro literario,

Entrevistas y discursos y Surcos de vida,

conocimientos y experiencias a diario

propios y ajenos con la expresión debida.


Fue oriundo de la productiva Machala,

tierra del oro verde, del sabroso banano,

cultivado a pulso y recogido con las manos,

viene a Guayaquil donde fija sus sueños alzando alas.


Lo apoya doña Herlinda, su compañera,

y junto a sus hijos formó su empresa,

con trabajos y sacrificios, su figura señera

destaca su diaria labor en ¡palabra impresa!


Insigne hombre del periodismo

echa andar su pequeña rotativa

iniciando su tarea con optimismo

e imprime notas de la sociedad activa.


Su primogénito Ismael Pérez Castro,

en su afán de informar capta primicias,

siguiendo la huella del inolvidable astro,

gana premio internacional “Moors Cabot” ¡gran noticia!


¡Increíble, un centenario cumple!

De informar, educar y orientar

en páginas culturales, religiosas, deportivas y sociales,

destacando su editorial al nivel nacional.


Presente en la innovación y la técnica

dejan atrás el linotipo, la fotomecánica,

la impresión en offset, la era computarizada

lo hacen artífice de la edición modernizada.


Tercera era con don Carlos Pérez Perasso,

tinoso director que con gran abrazo

inspiraba gran respeto y seguridad,

el periodismo fue su ¡bandera de libertad!


De la descendencia Pérez Castro

y Pérez Febres Cordero,

surgieron editorialistas y poetas señeros.


Personajes importantes en la Redacción

autorizaban material que publicar debían,

don Ricardo Pólit y Guillermo Medina decían:

“atención a las noticias de la primera sección”.


Laboramos con Piedad Villavicencio, ¡querida jefa!

Jenny, Lola, Gladys, Violeta, Rosita, Anita, Dorita,

don Vala, María, Nancy, Patricia y Carlota.

Digitábamos textos de periodistas de talla,

los avisos y última información para la final edición.


Fue interesante laborar en este matutino,

qué experiencia y con dedicación.

Aquí hice mis pininos en la redacción,

donde tipié mis primeras cuartillas,

que fueron publicadas, ¡qué maravilla!


De su edificio en el corazón de la ciudad,

era innato su olor a tinta y papel

paredes y esquinas impregnadas están de él.


Hoy en su edificio del sur,

este emporio periodístico toma nueva dirección,

son los hermanos Carlos y César Pérez Barriga,

director y subdirector en su orden,

a más de su hermano Nicolás Pérez Lapentti,

a cargo de los medios digitales que se imponen.


¡Ah, con cálido abrazo muy fraternal

para la “gran familia” de EL UNIVERSO

que tras letras logra la unidad nacional

envío mi admiración en sinceros versos.


Por Alicia Alencastro Ugarte de Navarro, miembro del Círculo de Periodistas del Guayas.