Porqué es un sustantivo masculino. Se escribe en una sola palabra y con tilde en la última sílaba cuando puede reemplazarse por motivo, causa o razón. Ejemplo: «Explícame el porqué de tu extraño proceder» [= el motivo de tu extraño proceder]. Si al hacer el cambio la frase queda coherente, el sustantivo porqué está muy bien aplicado.

Practiquemos con un ejemplo actual: «El Ab. Rafael Oyarte se refirió al porqué renunció a su participación en la Comisión Calificadora».

Sustituyamos la expresión porqué por causa, motivo o razón: 1) «El Ab. Rafael Oyarte se refirió al causa renunció…». 2) «El Ab. Rafael Oyarte se refirió al motivo renunció…». 3) «El Ab. Rafael Oyarte se refirió al razón renunció…».

No pasó la prueba. Hay que hacer unos ajustes para que el sustantivo porqué sea factible en ese contexto. Ejemplo: «El Ab. Rafael Oyarte explicó el porqué de su renuncia…».

Publicidad

Hagamos la sustitución para verificar que el sustantivo esté bien aplicado: «El Ab. Rafael Oyarte explicó el motivo de su renuncia…». ¡Perfecto! Con los ajustes la frase pasó la prueba.

No olvidemos que el sustantivo porqué se emplea de manera correcta cuando puede reemplazarse por causa, motivo o razón. Otra pista es que, además de que suele ir precedido de artículo, también admite plural: el porqué, un porqué, los porqués, unos porqués.

En la próxima entrega desarrollaremos los usos de «por qué», «por que» y «porque». (F)

FUENTES:

Diccionario de la lengua española (versión electrónica), Diccionario panhispánico de dudas (2005), Ortografía de la lengua española (2010) y Libro de estilo de la lengua española (2018), de la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española.