Expertos lograron estimar en 211 individuos la población de iguanas terrestres rosadas, una especie endémica del archipiélago ecuatoriano de Galápagos que posee flora y fauna únicas en el mundo, indicó el viernes el Parque Nacional Galápagos (PNG).

Científicos y guardaparques realizaron en agosto una expedición al volcán Wolf, en el norte de la isla Isabela (la más grande del archipiélago), para realizar un primer censo “que permitió estimar una población de 211 iguanas rosadas”, señaló la entidad en un comunicado.

“En el censo fueron localizadas y capturadas (de manera momentánea) 53 iguanas, el 94% de las cuales habita por sobre los 1.500 metros sobre el nivel del mar”, agregó.

El PNG informó que en el volcán Wolf también se colocaron cámaras trampa para estudiar el comportamiento de las iguanas y documentar las amenazas que enfrentan.

Publicidad

Las iguanas rosadas (Conolophus marthae) fueron descritas para la ciencia en 2009 y habitan exclusivamente en un área de 25 km2 de ese macizo (de 1.660 metros de altura) de Galápagos, provincia insular que forma parte del Patrimonio Natural de la Humanidad y de la reserva de la biosfera del planeta.

Previo al censo, el experto ecuatoriano Washington Tapia dijo a la AFP que algunos monitoreos sugerían que podría haber unos 350 ejemplares.

Hasta el momento “no se han descubierto juveniles”, indicó Tapia, director de conservación de la oenegé estadounidense Galapagos Conservancy, que junto con personal del PNG realizó la expedición científica.

En declaraciones divulgadas el viernes por el PNG, Tapia manifestó que “el estar restringida a un solo sitio vuelve más vulnerable a la especie”, considerada en peligro crítico de extinción por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

“Se requiere desarrollar acciones urgentes para garantizar su conservación”, añadió.

Expertos definieron para eso la construcción de una caseta para monitoreo permanente de la especie en el volcán Wolf, desarrollar un programa de control sistemático de depredadores introducidos y hacer un análisis de riesgo para evitar impactos sobre los reptiles.

Galápagos, que toma el nombre de las gigantescas tortugas endémicas que habitan ese archipiélago, está ubicado a 1.000 km de la costa de Ecuador e inspiró la teoría de la evolución de las especies del inglés Charles Darwin. (I)