La parrilla ha estado presente a lo largo de la vida del uruguayo Daniel Mascaró, quien a sus 70 años ha residido 45 de ellos en Ecuador. Su buena sazón y propuesta gastronómica parrillera ya son un sello para los comensales que lo siguen desde 1982, cuando tuvo una sociedad en La Selvita hasta abrir su negocio propio, La Parrillada del Gordo Daniel, en Francisco Boloña y avenida Kennedy, en Guayaquil, por varios años.

“Después la trasladé a la Alborada y cambié el sistema de cocción para cocinar en tanques, allá en el año 2000 comencé a cocinar en tanques, somos pioneros en eso”, afirma Mascaró sobre sus inicios.

El emprendedor gastronómico sostiene que si bien el tanque es una creación suya, el principio de cocción es chino. “Los chinos hacen sus cerdos y el tanque que usan es para hacer su famoso pato Pekín. Pero el tanque de ellos es más cilíndrico y el nuestro es más cónico y elevado, porque lo fui diseñando para poder hacer lechones, corderos, pescado y eso”, cuenta.

Su hijo, Jaime Joaquín Mascaró, ha seguido sus pasos en la empresa culinaria. Él ahora es el propietario de Los Tanques de Daniel, en la Alborada.

Publicidad

Playas, su nuevo espacio

Hace doce años Mascaró se trasladó a vivir a Playas, sin embargo, hace seis decidió abrir un nuevo local en la zona, según recalca, por petición de sus comensales que visitaban el balneario. El Kiosko del Gordo Daniel se denomina ahora el espacio, donde vuelve a sazonar y asar distintos tipos de carnes e ingredientes, y que ha logrado que sus antiguos clientes viajen para comer hasta sus instalaciones y que los turistas del sector lo recomienden.

En el kilómetro 5 de la vía a Data (frente a la entrada de Los Picos y diagonal al hotel Playa Paraíso), en parrilla convencional, con carbón o leña, Mascaró ofrece 22 preparaciones, que varían según la estación y que no siempre son fijas, todo depende de la creatividad del anfitrión.

“Desarrollé algunos productos nuevos que no los tenía en la Kennedy, como el sánduche de langosta, que es nuestro caballito de batalla actual, e hicimos algunos otros sánduches, otras especialidades, y hoy en día queremos incursionar en un menú vegetariano”, expone.

En la carta de El Kiosco del Gordo Daniel encontrará preparaciones como choripán, picaña importada y nacional (500 gramos), bife de chorizo, maminha, asado de tira, tomahawk, costilla de cerdo, matambre al limón y flameado, alitas rellenas, pollo al tanque y gnocchis. Mascaró indica que también tienen cazuela de vegetales, zapallo relleno.

El restaurante atiende de miércoles a domingo. Los miércoles de 12:30 a 20:00, los jueves se extienden hasta las 20:30, mientras que los viernes y sábado abren desde las 11:00 hasta las 23:00. Los domingos, en cambio, atienden al público hasta las 18:00.

El Kiosko del Gordo Daniel también ofrece su servicio al hotel La Ría, en Playas. Tienen un espacio en sus instalaciones y hay un paquete con cena incluida. Esta actividad la hacen los viernes y sábado. (I)