Publicidad

La religión, opción escolar

Varias respuestas posibles a la pregunta ¿Por qué la Asamblea, por primera vez en asunto importante, no acata el veto presidencial favorable a libertad de instrucción religiosa? ¿No ha influido en asambleístas, como en asuntos menos importantes? Han momificado en el siglo XXI el laicismo del siglo XIX, prolongando la opresión de conciencia en nombre de la libertad.

Varias respuestas posibles a la pregunta ¿Por qué la Asamblea, por primera vez en asunto importante, no acata el veto presidencial favorable a libertad de instrucción religiosa? ¿No ha influido en asambleístas, como en asuntos menos importantes? Han momificado en el siglo XXI el laicismo del siglo XIX, prolongando la opresión de conciencia en nombre de la libertad.

Han conculcado la libertad, con mayor contundencia, la de los pobres, que no pueden pagar impuestos para la educación y pensiones en establecimientos particulares.

Pienso que se ha actuado bajo la droga del laicismo, que expulsa a Dios de la sociedad. ¿Pensaron que la ausencia de Dios y de valores en la educación es una de las raíces de la criminalidad, que se quiere combatir? No dieron el significado propio a las palabras laicidad, instrucción, cultura, catecismo. Les debimos explicar. ¡Fallamos también!

1. Laicidad. Países libres, como Francia, ya no prescinden oficialmente de Dios, ni lo encierran en sacristías. Ecuador, por ser Estado laico, debiera no imponer el ateísmo ni religión alguna; debiera respetar la libertad de tener la religión que quieran, si quieren.

Publicidad

2. Se está confundiendo instrucción o cultura religiosa con catecismo.

La instrucción o cultura es conocer los elementos de religiones, especialmente de las del país. El Estado debe dar una educación integral, educación de calidad, no una parcial. Los laicistas tienen derecho de tener una mente recortada de la idea de Dios; pero no tienen derecho de imponer, especialmente a los pobres, este recorte.

La catequesis es el cultivo de una fe; la fe cristiana es libre aceptación de la Persona de Jesús. El catecismo es tarea de la familia y de las iglesias; no es tarea del Estado.

3. La Declaración Universal de los Derechos Humanos, en sus artículos 1 y 18 afirma que toda persona tiene derecho de libertad de religión.

4. El veto confirmaba en la nueva Constitución la Ley de Libertad educativa de los Padres de Familia; ley que como pocas, después de un largo y razonado debate, fue aprobada por las tres Funciones del Estado entonces existentes.

Esta ley restablecía el respeto de la libertad de instrucción; no establecía el catecismo.

Publicidad

Pudo aplicarse en un 40% de establecimientos fiscales y municipales, porque laicistas situados en mandos medios del Ministerio impidieron se concretice en el currículo; y porque directores de establecimientos dificultaron que padres de familia pidieran esta instrucción para sus hijos.

5. Los griegos, primeros cultores de la democracia, dijeron: “No hay democracia sin sujeción a la ley; y no hay ley que no esté fundada en lo trascendente”.

6. Los psicólogos afirman que las acciones humanas son expresión de fuerzas espirituales, como las ideas. La vida social es un entretejido de las acciones de las personas.

Asambleístas en el siglo XXI han negado a los ecuatorianos que no pueden pagar impuestos y pensiones una educación libre e integral.

La libertad de los pobres tarda en llegar; pero llegará más temprano que tarde. Los creyentes se despertarán; exigirán libertad; no serán confundidos con la hábil ambigüedad actual de palabras y expresiones.

Publicidad

Comparte este artículo

¿Encontraste un error en esta noticia?

Lo último

Muerte al ombligocentrismo

La desinformación y el exceso de opiniones tercas enrarecen el ánimo social.

Publicidad