Me refiero a “La columna de Bonil”, publicada en la edición tanto impresa en la página 8, sección Opinión, así como en la edición digital de EL UNIVERSO y sus redes sociales, del día viernes 15 de febrero de 2019, que señala lo siguiente: “Pabel Muñoz junto a Glas, acusado por peculado en Refinería del Pacífico”; título que desde ya rechazo de la manera más enfática por atentar mi buen nombre, mi dignidad y la de mi familia.
Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) quiere llevar al Estado ecuatoriano a un arbitraje por la decisión del Gobierno de reimpulsar el proyecto atrayendo inversión extranjera.
La empresa Aramco, originaria de Arabia Saudita, considerada la mayor petrolera del mundo (produce 10 millones de barriles de crudo al día), se suma a otros tres consorcios que están interesados en invertir en la construcción de la Refinería de Manabí, confirmó ayer el ministro de Comercio Exterior, Pablo Campana.
El concurso para la construcción de la refinería de Manabí podría retrasarse a raíz de cambios legales que impiden que Petroecuador lleve adelante la licitación.
28 empresas de países como Corea, Reino Unido, China, Japón, EE.UU., España y Rusia, conocerán los detalles del proyecto de construcción.

Páginas