Por la zozobra que nos causa el incumplimiento de las promesas que realizan nuestros políticos, debemos borrarlas de nuestras mentes y por consiguiente de nuestras esperanzas. Para estas personas, la definición de promesa es una cosa vaga, sin valor alguno.

Los sueldos dorados del sector público

Vamos a discernir, solo tres ejemplos de las cientos de promesas no cumplidas que siembran desconfianzas y que estas sean las causas de intercalar en el tejido social la incertidumbre, disgusto y desavenencias de la moral pública hacia la política.

Se mencionaba en repetidas ocasiones que los pensionistas jubilados que reciban menos dinero que el salario mínimo vital, lo subiría al salario vital. Oyendo cantar al gallo se pasan los días y los jubilados por el ansiado y prometido incremento, que ni las orejas asoma.

Publicidad

No hay apagones, pero la emergencia continúa

Proclamaban necesario que iban a efectuar una rebaja mensual de las tarifas del consumo de energía eléctrica al sector residencial, como un beneficio tácito para el bolsillo del consumidor domiciliario. Aconteció fue todo lo contrario, un incremento desmedido a todo el planillaje en el consumo de la Costa en el mes de marzo a abril. Como es lógico, se pronunciaron los reclamos correspondientes, en respuesta, pague primero y reclame después.

Se anuncian postulaciones para un número determinado de becas nacionales para tercer nivel técnico y tecnológico superior y desde el año pasado (2023). No entregan el estipendio mensual a los becarios, con la excusa de siempre: “no hay plata”.

Aquiles Alvarez dice que sí estaría dispuesto a afiliarse al movimiento RETO

Lo conveniente sería que, no vamos a decir para los mentirosos empedernidos, sino que los políticos declaren que las promesas anunciadas en campaña y que nunca intentaron cumplirlas “era bromita nada más”, y sanseacabó el cuento. Solamente de esta forma los pobres ciudadanos no tendremos falsas esperanzas de algo que jamás llegará. (O)

Publicidad

César Antonio Jijón Sánchez, técnico de mantenimiento, Daule