En la administración de empresas se habla de organización y métodos, por ende, de las funciones necesarias para que una organización interactúe y estas son planificar, organizar, dirigir y controlar, y una función accesoria de coordinación, pero las anteriores son fundamentales para la existencia de una organización. Si consideramos al Estado como una organización, una de sus primeras funciones es la de planificar.
Con este pequeño preámbulo analicemos las presentaciones de los candidatos a presidente de la República. Todos ofrecen con la clásica etiqueta “yo te ofrezco, anda busca quién te dé”, porque ofrecen, como planificación, cosas tangibles como elementos intangibles increíbles. Lo que ofrecen se llama engaño. Lo tangible, por ejemplo, regalar mil dólares, para comprar el voto a los más pobres, más o menos un millón de beneficiarios o sea mil millones de dólares. Pero no dicen si traerán de vuelta lo que se llevaron ilegalmente a paraísos fiscales, para dar lo que ofrecen, ya que el Estado en la crisis económica que está no tiene dinero para regalar. Si ofrecen recuperar el dinero robado dicen que lo harán con jueces del país, y que con esa judicialización están por encima de los Estados Unidos. Es fácil convencer, sabiendo que lo robado está en paraísos fiscales en el exterior y su recuperación requiere de la justicia internacional, y de estudios jurídicos especializados en esa recuperación. En el ejemplo del ofrecimiento de lo intangible está la lucha contra la corrupción, ofrecen crear dentro de la legislación, comisiones para autodepurarse, claro, siendo jueces y parte son la misma jeringa con diferente bitoque; y como toque de ocasión, el nombrar representantes de control (artículo 208 numeral 12 de la Constitución) con representante de los tres poderes, como que no entienden que la justicia debe estar despartidizada y despolitizada, y es allí donde los actos del rey Salomón dan ejemplo de quién es el dueño de la niña justicia, el Gobierno con sus tres poderes, ¿o el pueblo? (O)
Salvador C. Loffredo Autheman, ingeniero civil, Guayaquil