¡Hey, tú!, escapa de la burbuja epistémica

Martes, 17 de Abril, 2018 - 00h00
17 Abr 2018
Martes, 17 de Abril, 2018 - 00h00
17 Abr 2018

Que EL UNIVERSO publique una noticia le da credibilidad al hecho reportado. Leer la misma noticia en otras copias del mismo UNIVERSO no le da más verosimilitud al hecho.

Que mi timeline de Facebook publique una noticia la hace parecer cierta. ¿Que lea la misma noticia posteada, reposteada y comentada por otras personas le da aún más verosimilitud? La hace parecer más cierta. ¿Añade más evidencias al hecho? No. ¿Añade nuevas versiones al mismo hecho? Tampoco.

Es más, ¿dónde quedaron las nuevas versiones? Las eliminé.

En las redes sociales se ha subvertido el flujo de información. Y soy el responsable, igual que usted. Porque hemos creado dos fenómenos sociales que socavan las estructuras de la verdad de un hecho: burbuja epidémica y echo chamber.

El equipo cercano a uno de los candidatos presidenciales en las últimas elecciones ecuatorianas fue criticado por considerar sus timelines fiel reflejo del país. Si sus post decían que ganaban, entonces los post de amigos, colegas y colaboradores cercanos decían que ganaban y se convencían del triunfo. La realidad es que sus respectivos timelines eran el fiel reflejo de sus intereses. Donde nuevos contenidos o versiones, opiniones, criterios, memes, post, contrarios a los del grupo eran omitidos. Excluidos. Una burbuja epistémica donde la lealtad política era más fuerte que el sentido común.

Este escenario se agrava cuando –más allá de omitir diferencias– los miembros del grupo desacreditan las ideas de quienes no están en él. La burbuja se convierte en una forma de culto, sostienen Kathleen Hall Jamieson and Frank Cappella en “Echo Chamber: Rush Limbaugh and the Conservative Media Establishment”.

Imagínese que usted cree que la dieta de asados es la mejor. Se adhiere al grupo “Amantes de asados” en Facebook y pone like a las fotos de las carnes. El hecho que todos los miembros del grupo coincidan con usted no debiera incrementar su creencia en la dieta; tampoco enervar los argumentos de los veganos; ni desacreditar el estudio científico que le invita a comer menos carne. Pero sucede. Porque usted vive en su burbuja epistémica que resuena como una cámara llena de ecos: ¡asados, asados!

Salgamos de las burbujas. Reencontrémonos en foros, charlas, teatros, cafés, las calles, el páramo o la playa y acreditemos la verdad verdadera. (O)

¡Hey, tú!, escapa de la burbuja epistémica
Que EL UNIVERSO publique una noticia le da credibilidad al hecho reportado. Leer la misma noticia en otras copias del mismo UNIVERSO no le da más verosimilitud al hecho.
2018-04-17T00:00:33-05:00
El Universo

Te recomendamos