El tema de la Segunda Enmienda

2 de Abril, 2018
2 Abr 2018
2 de Abril, 2018 - 00h00
2 Abr 2018

El principal derecho de los seres humanos es la vida y este no existe sin el derecho a la defensa propia. Es imposible que la policía esté simultáneamente en todas partes, por eso es menester que los individuos dispongan de medios para defenderse por sí mismos. La defensa propia, para que sea tal, tiene que ser proporcionada a la amenaza. Ante la amenaza de un arma, lo único proporcionado es otra arma. De manera que el derecho de poseer y portar armas debe ser garantizado, como bien lo establece la Segunda Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos. En cambio, la idea de desarmar a la población es nazi, Hitler se preciaba de haber desarmado a Alemania.

Las políticas de desarme no tienen sustento ético. Los Estados no nos autorizan a portar armas, derecho antiguo como la humanidad, somos las personas las que autorizamos a los Estados a tener cuerpos armados. También delegamos en ellos la facultad de establecer leyes con el propósito preciso de que todos los seres humanos puedan disfrutar de todos sus derechos. Los límites de mi derecho son los derechos de los demás, pero buscar un consenso social sobre esos límites es dificilísima tarea. Veamos el caso del derecho a movilizarse libremente, parte consustancial de la libertad. La mejor manera de ejercer este derecho es usando vehículos, que potencian la capacidad de movilidad. Para que todos podamos utilizar esta posibilidad sin mayores peligros, es necesario delimitarla, para eso existen las leyes de tránsito en todo el mundo. Nadie puede decir que se le está negando su libertad de movilización porque se le exige tener una licencia de conducir en regla. Con la tenencia de armas se puede proceder de manera parecida: a cada persona se le autorizará el uso del tipo adecuado a su preparación y condición, debiendo ser mayor de edad, aprobar un curso y un examen, cada arma debe ser registrada (como la matrícula de un automotor), se debe estar en capacidad física y psicológica de manejarlas... no veo dónde está el problema. Un ciudadano puede tener el arma que desee con solo cumplir unas condiciones legales realistas y justas. Nadie debe tener la facultad potestativa de prohibirle a alguien la posesión o portación de armas.

¿No ve cómo los americanos se están matando por la libre portación de armas? En realidad las mayores masacres cometidas por civiles en Estados Unidos, el atentado de Oklahoma y el derrumbe de las Torres Gemelas, se cometieron sin armas de fuego. En el un caso se usaron fertilizantes y en el otro, aviones. ¿Creen que ayudaría a prevenir atentados similares la prohibición de los abonos y de las aeronaves? Suiza y Finlandia tienen políticas muy liberales en el tema de armas, sin embargo, no se producen masacres. Hay en la cultura americana un componente violento, no relacionado directamente con la tenencia de armas. No encuentro muchos análisis serios de este factor, cuyo manejo pasa por mecanismos bastantes más complejos, y seguramente menos populares, que el fácil arbitrio del desarme indiscriminado. (O)

El tema de la Segunda Enmienda
El principal derecho de los seres humanos es la vida y este no existe sin el derecho a la defensa propia. Es imposible que la policía esté simultáneamente en todas partes, por eso es menester que los individuos dispongan de medios para defenderse por sí mismos.
2018-04-02T00:00:30-05:00
El Universo

Te recomendamos