Robert Naranjo, un agente metropolitano de 47 años, fue asesinado la mañana de este lunes, 20 de junio, afuera de su vivienda. El crimen se dio a las 10:30 en la segunda etapa de Mucho Lote 1.

La víctima salió de su vivienda para abrir el portón de su cuadra porque supuestamente lo llamaron por teléfono. Al salir fue baleado por sujetos desconocidos.

Al menos 10 impactos de bala recibió el agente de control metropolitano que tenía varios días en su casa con descanso médico, luego de someterse a una cirugía.

La mayor parte de las víctimas de muertes violentas registradas en lo que va del año en Guayaquil, Durán y Samborondón tenía entre 16 y 38 años

El cuerpo de Naranjo quedó tendido en la mitad de la peatonal, junto al vehículo de un vecino. Los agentes de Criminalística llegaron al sector para levantar indicios. Allí se recogieron 10 casquillos y se conoció que el metropolitano recibió un tiro en la cabeza.

Publicidad

Los familiares de Naranjo se mostraron muy consternados en el sitio.

El coronel Carlos Rivadeneira, subjefe del distrito Pascuales, indicó que se investiga la causa del crimen.

Disparan 12 veces sobre un motociclista que circulaba por el Guasmo

Su cadáver fue llevado hasta la morgue de Guayaquil en el carro de Medicina Legal.

Sin embargo, antes de arribar a la morgue el vehículo debió desviarse al sector de La Prosperina, donde a la misma hora se reportó otro crimen.

Publicidad

En el bloque 9 de Flor de Bastión bloque 9 fue acribillada una pareja.

Un fallecido y dos heridos en una barbería de Flor de Bastión, en el noroeste de Guayaquil

Daniel Aurelio R. S., de 28 años, quien registra antecedentes por tráfico de drogas, fue llevado a un hospital del sector con varias heridas, pero su pareja, identificada como Pamela Ramírez Gómez, de 25 años, ya no tenía signos vitales cuando llegaron los paramédicos.

Su cuerpo fue levantado en la acera. Los agentes llegaron al sitio para recoger indicios.

Los causantes de este crimen, según testigos, iban a bordo de una motocicleta roja y se dieron a la fuga tras balear a la pareja. (I)