SANTO DOMINGO

Ocho meses después de que sufrió un ataque con un machetazo a la altura de la cabeza, el cabo Josué Daniel Mero Granizo retornó esta semana a su ciudad de residencia, Santo Domingo, en donde fue recibido por sus familiares y compañeros de profesión.

El pasado 26 de julio, en Quevedo, Mero recibió un machetazo por parte de Luis Guerra, un hombre que en esa ciudad se hacía llamar El Mesías. Este hombre atacó al gendarme luego de que fue denunciado por varias personas. En el confuso incidente se produjo la grave lesión en contra de Mero.

Publicidad

Una semana después de ese ataque, Guerra murió en una casa de salud de Quevedo a causa de un paro cardíaco. Esto mientras que Mero fue sometido a varias cirugías para su recuperación.

Jefes policiales y varios compañeros lo recibieron. Debe someterse a rehabilitación, tras quedar cuadripléjico y con soporte con sondas.

Fallece hombre que atacó con un machete a policía en Quevedo

Precisamente por esa dificultad para expresarse debido a la lesión que recibió a la altura del cuello, Mero balbucea palabras. Su esposa, Andrea Velasco, escucha y luego las emite a los asistentes.

Publicidad

“Que Dios les bendiga a todos. Gracias por el apoyo, que siempre yo estaré agradecido con el Grupo de Operaciones Motorizadas, y a toda la Policía”, dijo Velasco.

Joan Luna, jefe subrogante de la Subzona de Policía de Santo Domingo, le dio la bienvenida, e indicó que el nombre de Daniel Mero será referente para los dos mil policías que laboran en esta ciudad.

Publicidad

“Nosotros sabemos que usted es un luchador, un guerrero ante la vida, valiente. Agradezco a Dios el conocerle a usted y estrechar su mano y darle un abrazo”, declaró Luna. (I)