Una pareja que circulaba en una motocicleta por la vía La Hojita, perteneciente a la parroquia rural Caracol, de Urdaneta, y dos funcionarios de la Alcaldía de Urdaneta son las recientes víctimas mortales al estilo sicariato que se han registrado en las últimas 48 horas en la provincia de Los Ríos. Se trató de dos hechos distintos. Con esto, suman ocho las muertes violentas en la provincia en menos de 72 horas.

La pareja sentimental asesinada fue identificada como Raquel Amarilis Valencia Sellán y Jefferson Rolando Cortés Palma. Ambos tenían 45 años. Los dos presentaban impactos de bala y fueron hallados entre unos cultivos de cacao, que se encontraban a la orilla de la vía de segundo orden, contaron algunos testigos.

La policía se movilizó hasta el sitio y realizó el levantamiento de los cadáveres. Se desconoce el móvil del crimen, por el momento. La Policía se encuentra realizando las investigaciones respectivas.

Asesinan a dos funcionarios públicos de Los Ríos en la vía Babahoyo-San Juan

Cinco horas antes de que se conociera este suceso, a las 08:00 de este viernes, dos funcionarios de la Alcaldía de Urdaneta también pasaron a formar parte de la lista de personas asesinadas al estilo sicariato. Los hombres fueron victimados en las primeras horas de este 14 de mayo, cuando circulaban por la vía E25, tramo Babahoyo-Puebloviejo, a la altura del sector La Julia.

Publicidad

Este doble crimen, de acuerdo a las versiones de testigos del hecho, fue perpetrado por dos sujetos que se movilizaban en una motocicleta, los cuales interceptaron a sus víctimas para dispararles en repetidas ocasiones hasta ocasionarles la muerte.

Los funcionarios fueron identificados como Fabricio Bill Córdova Díaz y Jaime Peralta García, ambos oriundos de Babahoyo. Según indicaron varios compañeros de trabajo, ellos viajaban en un auto color concho de vino, desde Babahoyo, para incorporarse a sus labores, cuando sufrieron el atentado. También informaron que ambos profesionales tenían cerca de un año laborando en la entidad pública.

Los cadáveres fueron llevados hasta la morgue de Babahoyo, y la Policía realiza las investigaciones respectivas. También se informó que no hay detenidos por este caso.

Dos cadáveres fueron encontrados en afluentes de la provincia de Los Ríos

Dieciséis horas antes, en el recinto Cañaveral, perteneciente al cantón Mocache, la Policía reportó el hallazgo de tres cuerpos sin vida de sexo masculino, que presentaban heridas producidas por armas de fuego.

Eran cerca de las 17:00 del jueves 13 de mayo, cuando los comuneros de esa zona rural, alarmados, salieron desde sus viviendas para constatar si los fallecidos eran de la población, pero ninguno fue identificado.

Fue hasta la mañana de este viernes 14 cuando familiares de los fallecidos identificaron a las tres víctimas, quienes se encontraban en la morgue de Quevedo.

Publicidad

Vicente Ruiz indicó que su primo Freddy Chóez, de aproximadamente 26 años, es uno de los asesinados, mientras que los otros dos fallecidos respondían a los nombres de Joffre Muñiz y David Pincay Baque.

Mi primo vivía en Mapasingue, cooperativa 26 de Febrero, los otros dos eran amigos y vivían por el sector. Estamos consternados con estos crímenes, no entendemos qué pudo suceder. Ahora estamos retirando los cadáveres para sepultarlos en Guayaquil”, dijo el familiar.

Asesinatos preocupan en cantones de Los Ríos; Policía dice que índice es menor al del mismo periodo del 2020

En torno a este triple crimen, la Policía de Mocache refirió que estas muertes se habrían realizado al estilo sicariato, y que una cuarta persona se encuentra desaparecida, que viajaba como ocupante del auto, color gris, que fue hallado en la escena del crimen. También informaron que los cuatro ocupantes del carro estaban de regreso de una zona rural de Mocache, y que desde tempranas horas del jueves 13 de mayo habían llegado desde Guayaquil hacia este cantón fluminense.

Los cuerpos sin vida de las tres víctimas fueron hallados en diferentes partes de esa zona, ya que, al parecer —según la Policía— habrían intentado cuidar su integridad corriendo por los cultivos de esa propiedad, pero no pudieron salvarse de los criminales. La persona que logró salvarse está siendo buscada, ya que sería el testigo de este atroz acto violento que tiene consternados a los mocacheños.

Mientras que, en Babahoyo, en horas de la mañana del miércoles 12 de mayo, nueve horas antes del triple crimen de Mocache, el ciudadano Joselo Varas Barona fue otra de las víctimas de un atentado al estilo sicariato que se registró entre las calles 9 de Noviembre y Malecón.

Mario Escobar, jefe de la Dinased de la Subzona Los Ríos, dijo que Joselo Varas fue víctima de una bala perdida, producto del atentado que habría sufrido un exagente de la Policía por parte de dos sujetos que se movilizaban en una motocicleta. Los criminales actuaron contra la vida del exuniformado cuando paseaba a su perro en las calles antes mencionadas.

“El exuniformado se había retirado de la institución policial hace dos años, y tenía registrada una denuncia en la Fiscalía por supuestas amenazas recibidas al haber participado en varias investigaciones contra el crimen organizado. El sicario llevaba puesta la mascarilla y una gorra, con el fin de ocultar su identidad; luego del hecho, huyó en una motocicleta, acompañado de otro sujeto. El expolicía se encuentra con el resguardo respectivo. El caso es investigado”, refirió el titular de esa unidad.

El estado de salud del exagente es crítico, detallaron sus familiares. (I)