Jeremy Joel Z., alias Frenillo, supuesto cabecilla de la banda Mafia 18, fue detenido en La Floresta, sur de Guayaquil, en medio de un operativo militar; pero solo unas horas después quedó en libertad por las medidas alternativas que le concedió una jueza en una audiencia telemática.

Esto generó una polémica en redes sociales, pues el fiscal Stalin Coca, quien actuó en la flagrancia, aseguró que había pedido la prisión preventiva para este hombre de 24 años, a quien procesa por el artículo 361 del Código Orgánico Integral Penal (COIP).

Ese artículo señala que “la persona que fabrique, suministre, adquiera, comercialice o transporte, sin la autorización correspondiente, armas de fuego, sus partes o piezas, municiones, explosivos, accesorios o materias destinadas a su fabricación, será sancionada con pena privativa de libertad de tres a cinco años”.

Publicidad

En el proceso se conoció que ante la jueza solo se presentaron como indicios seis municiones de calibre 9 mm sin percutir, una radio de comunicación y tres cargadores. Los artículos estaban sobre una cajonera de plástico. En el lugar los militares no hallaron armas.

También se supo que la pareja de alias Frenillo había revelado en su versión que el allanamiento se dio en su casa cuando el procesado la visitaba. Ella aseguró que Jeremy Joel vive en el noroeste de la urbe.

Alias ‘Frenillo’, supuesto cabecilla de Mafia 18, obtuvo medidas cautelares en audiencia tras su detención

El abogado Julio César Cueva considera que la jueza actuó apegada a la ley. Indica que no había grandes elementos para mandar a la cárcel al supuesto miembro de Mafia 18, y se pregunta por qué el fiscal Coca no procesó a la novia que admitió que las balas estaban en su casa.

Publicidad

El legista también indica que probablemente las balas tengan huellas dactilares y que, al haber una pericia, se descubra quién las colocó sobre la repisa; pero advierte que, al haber sido descubiertas en un operativo militar, es probable que los indicios estén contaminados y que no se haya respetado la cadena de custodia.

“Los militares llegan, aseguran el lugar y revuelven todo. No los veo ponerse guantes para tocar elementos, y cualquier abogado puede mandar abajo esas acusaciones”, menciona el penalista.

Publicidad

Por su parte, el abogado Héctor Gabriel Vanegas indica que los militares en este contexto están siendo solo un soporte para la Policía; por eso, aclara que quienes presentan a los presos ante los funcionarios judiciales y quienes procesan los indicios son los miembros de la Policía Nacional.

Él destaca la importancia de respetar y seguir al pie de la letra el procedimiento para evitar que los casos se caigan.

En este caso, Vanegas considera que la jueza debió valorar el riesgo de fuga y la posibilidad de su comparecencia en el futuro, por lo que sostiene que, a su criterio, sí debió ordenarle prisión preventiva.

Quién es alias ‘Frenillo’, objetivo del ataque en zona del malecón que provocó dos muertos

“Si tiene antecedentes, debe considerarse que no tiene un trabajo estable o una casa a su nombre y que es muy probable que no se vaya a presentar”, comenta este abogado, que sostiene que cualquier ciudadano o uniformado puede capturar a un sospechoso.

Publicidad

Alias Frenillo tiene antecedentes por robo, secuestro, tenencia de armas y asesinato. (I)