La mañana de este domingo, 15 de mayo de 2022, una manta blanca manchada con sangre permanecía en un tramo de tierra debajo de un árbol de la avenida Principal (calle 28 NO), del sector de Pascuales, en el norte de Guayaquil.

Pese al estado de excepción, que incluye toque de queda en las parroquias Pascuales y Ximena, las muertes violentas persisten en Guayaquil. Ya en la Zona 8, integrada además por Samborondón y Durán, se contabilizan 511 casos en lo que va del año.

En esa vía principal de Pascuales, cerca de las 22:30 de este sábado 14, se reportó uno de los hechos violentos más recientes en la Zona 8.

En esa vía, caracterizada por el alto movimiento comercial y peatonal, individuos atacaron a un hombre y una mujer que se encontraban en una motocicleta.

Publicidad

Estado de excepción en Ecuador: 50.935 operativos en los que se detuvo a 1.131 personas

Personal policial refirió que la víctima murió en el sitio, mientras una acompañante fue trasladada hacia una casa asistencial para atender sus heridas.

En la zona, esta mañana se retomaron las actividades comerciales en locales de ventas de electrodomésticos, tiendas y otros puestos de comercio informal.

Unidades policiales realizaban rondas en varias vías del sector para precautelar la seguridad ciudadana, mientras los comerciantes se mostraron preocupados y herméticos al conocer sobre el suceso.

Entre la noche del sábado y madrugada de este domingo, al menos dos balaceras se reportaron en el bloque 10 de Bastión Popular y Quito y Febres Cordero, en el centro sur.

Publicidad

En ambos casos, dos hombres murieron a tiros luego de recibir proyectiles de arma de fuego.

En Socio Vivienda 2, otra de las zonas de alta complejidad en seguridad, también hubo el reporte del hallazgo de un cuerpo sin vida. Según datos preliminares, el cuerpo habría estado calcinado.

Equipos de Criminalística y de la Dirección de Muertes Violentas (Dinased) colaboraron en el levantamiento de los cadáveres y su traslado a la morgue de la Policía.

Dueños de negocios en Durán viven con zozobra, aun con la declaratoria del estado de excepción; unos ya habían ajustado sus horarios por delincuencia

La noche del pasado viernes, tres hombres resultaron heridos en un ataque a bala en Sauces 5, norte, y a su vez, otro ciudadano fue atacado en un licorera de Los Esteros, en el sur. Todos ellos debieron ser ingresados a casas asistenciales para la debida atención.

Publicidad

En días pasados, el general Víctor Zárate, comandante de la Zona 8 de la Policía Nacional, consideró alentadores los resultados alcanzados con los operativos desarrollados en las parroquias intervenidas (Ximena, Pascuales y Eloy Alfaro de Durán) para contener la violencia.

En Ximena, en los once días antes del estado de excepción hubo 19 muertes violentas versus 9 casos desde el estado de excepción hasta el miércoles anterior. Mientras Pascuales se mantiene con 11.

En cambio, en Eloy Alfaro, de Durán, se pasó de tres a dos. En general, en esas zonas se marca una tendencia a la baja de 33 a 22 a menos 11 en lo absoluto.

Según Zárate, en la Zona 8 había en promedio cinco muertes violentas cada día, antes del estado de excepción, y actualmente el índice es de tres. (I)