Un hombre fue hallado sin vida la mañana de este jueves, 15 de abril, en Portoviejo. Presentaba impactos de bala en el cuerpo e incluso una puñalada en la espalda. En el lugar del descubrimiento del cadáver, en la comunidad El Zapote, parroquia Riochico, no se halló un documento que lo identificara.

El crimen de este hombre, de aproximadamente unos 25 años, se convirtió en el crimen violento número 63 en lo que va del 2021 en Manabí. En el mismo periodo del 2020 en esta provincia se habían registrado 19 crímenes, lo que significa un incremento de muertes violentas en el 330%, según confirmó Julio Miño, comandante de policía de la Subzona 13.

De acuerdo con las estadísticas proporcionadas por el jefe policial, Manta y El Carmen son los cantones donde más crímenes han ocurrido en este 2021.

Alarma en Manta, por ola de asesinatos

Los crímenes en Manta son los que más llaman la atención a la ciudadanía e incluso a las mismas autoridades de la Policía Nacional, sobre todo después del asesinato de Miguel Ángel Luna Zambrano, al que le dispararon más de 50 veces el miércoles pasado. Para ese crimen se utilizó un fusil tipo HK, dicen las autoridades.

Publicidad

Según la Policía, la mayoría de los atentados en Manta están vinculados a personas que tienen antecedentes judiciales por asesinatos, tenencia de armas, delincuencia organizada, y tráfico de drogas.

Por ejemplo, en el caso de Luna, Miño señaló que recién en enero pasado había salido de la cárcel. Él registraba antecedentes por una muerte violenta.

“Podemos advertir que estas muertes violentas ocurren por la pugna de poder, porque hay organizaciones criminales que quieren tomar espacios, tratan de empoderarse de ciertos sectores”, declaró Miño, quien no descarta que esta ola de actos violentos haya tenido como origen el asesinato del líder de Los Choneros Jorge Luis Zambrano, alias JL, suscitado en diciembre pasado en un centro comercial de Manta, apenas unos meses después de haber salido de prisión.

Por el crimen de Luna, conocido como Lolo, todavía no se ha detenido a nadie, pero las autoridades empiezan a relacionar algunos hechos, por ejemplo: en el asesinato de una persona la tarde del martes en Chone, se tiene conocimiento de que los criminales se movilizaban en una camioneta Mazda BT50 color blanco, característica similar a la que habrían utilizado al día siguiente para disparar más de 50 proyectiles contra Luna.

Estos ataques violentos se incrementaron una semana después de la caída de un brazo armado de la banda Los Choneros, el pasado 7 de abril, cuando doce personas fueron detenidas acusadas de delitos como asesinato al estilo sicariato, tentativas de asesinato, transporte ilegal de drogas, tráfico internacional de estos estupefacientes, tenencia y posesión de armas de fuego.

“Dentro de esta confrontación que existe entre grupos delincuenciales, esta organización estaba buscando captar el poder del territorio, la hegemonía de la organización y hacerse cargo de las operaciones ilícitas en esta provincia”, declaró Ramiro Ortega, director nacional de Investigación de la Policía Nacional.

Publicidad

Armas y municiones decomisó la Policía en operativos realizados la madrugada del jueves, 15 de abril, en varios cantones de Manabí.

Los crímenes preocupan a la sociedad civil

Agustín Intriago, alcalde de Manta, señaló que le preocupa lo suscitado en los últimos días en este cantón, pues en menos de 48 horas, entre el lunes y el miércoles, se registraron cuatro atentados criminales que dejaron igual número de muertos y otros dos heridos.

El alcalde se reunió con Mauricio González, jefe del distrito policial de Manta, quien le expuso el trabajo que realizan los gendarmes para minimizar el impacto de la delincuencia.

“En los próximos días convocaremos al Consejo de Seguridad Ciudadana para que conozca el trabajo que la Policía Nacional está realizando y saber en qué podemos ser útiles para que puedan tener mejores resultados… estamos a disposición para intensificar el trabajo conjunto entre Policía, Alcaldía y la ciudadanía organizada para lograr que Manta siga siendo una ciudad de paz”, señaló Intriago.

El sector de la producción y el comercio también está en alerta porque saben que una ciudad con altos niveles de criminalidad ahuyenta la inversión y el turismo. Pablo Pinargote, presidente de la Cámara de Comercio de Manta, pidió mayor control ante estos ataques y aspira a que el nuevo gobierno ponga énfasis en el tema de la seguridad ciudadana.

La Policía, mientras tanto, continúa realizando operativos para tratar de detener la ola delictiva en Manabí, que no solo consiste en asesinatos, sino en otros delitos. La madrugada de este jueves, como resultado de operativos simultáneos en Manta, El Carmen, Chone y Portoviejo, trece personas fueron detenidas y se decomisaron armas, municiones, drogas, dinero en efectivo y teléfonos celulares.

Los detenidos registran antecedentes penales por asesinato, robo e incluso por denuncias de violación. (I)