Luego que el presidente de la Corte Nacional de Justicia (CNJ), Iván Saquicela, dio paso a la extradición desde Ecuador a Estados Unidos de Brayan R. A., el ciudadano mexicano a quien se lo relaciona con el cartel de Sinaloa está a la espera de que se concrete el trámite.

Él era buscado internacionalmente por delitos como conspiración para distribuir e importar cinco kilogramos o más de cocaína a Estados Unidos.

El 20 de octubre pasado, un Tribunal de Corte Distrital de los Estados Unidos para el Distrito Sur de California ordenó la detención del extranjero por supuestamente haber realizado negocios con drogas y con dineros de dudosa procedencia. Luego de conocer que ese ciudadano fue localizado en Ecuador, el 25 de noviembre siguiente Estados Unidos envió la solicitud para que se realice el trámite necesario para que él sea trasladado a ese país.

Cuatro días después se confirmaba la detención de R. A. en la avenida de los Shyris, en el norte de Quito, vía por la que se movilizaba a bordo de una camioneta Ford-150 de color negro. El 7 de diciembre pasado se dio la audiencia de comparecencia en la Corte Nacional ante Saquicela y el mexicano dijo estar de acuerdo con ser extraditado a Estados Unidos, pero exigió que se aseguren ciertas garantías mientras se concluía el trámite en Ecuador.

Finalmente, Iván Saquicela, el martes 11 de enero último, resolvió que R. A. sea entregado a las autoridades de Estados Unidos para que, cuando se encuentre en ese país, esté presente en el juicio que se sigue en su contra. La extradición aprobada solo contempla que el mexicano podrá ser enjuiciado exclusivamente por los delitos de narcotráfico y lavado de activos.

Mientras se concreta su salida a Estados Unidos se ratificó contra R. A. la medida cautelar de detención con fines de extradición impuesta en su contra, por lo que deberá permanecer privado de su libertad en el Centro de Privación de Libertad de Varones Quito n.º 4, más conocida como Cárcel 4, ubicada en el norte de Quito. (I)