Portoviejo

Mauro Mendoza Mera murió asesinado la noche del sábado mientras bebía en una de las calles de la ciudadela Los Tamarindos, en Portoviejo. La policía señaló que al menos cinco impactos recibió el cuerpo de este hombre de 40 años, la mayoría de ellos en la cabeza.

El fiscal Luis Castillo, de turno este fin de semana en la capital manabita, corroboró que tras los impactos de bala Mendoza murió de forma instantánea.

“Las investigaciones arrancan desde este momento para determinar autores y cómplices de este lamentable hecho, se conoce que (asesinos) andaban en motocicleta… estaba (víctima) bebiendo solo”, refirió Castillo.

Publicidad

Según los testimonios recabados por agentes de Criminalística de la Policía Nacional, Mendoza bebía solo cuando fue sorprendido por dos sujetos quienes caminaron hasta donde él se encontraba tomando y le dispararon; luego, los victimarios huyeron en la motocicleta en la que se movilizaban.

Dos muertes violentas se registraron en menos de doce horas en Manabí

Mendoza tenía diez días de haber recobrado la libertad tras ser sentenciado en octubre del 2020 a 20 meses de prisión por habérselo capturado, el 13 de septiembre de ese año (en pleno pico alto de la pandemia del COVID-19), con diez gramos de marihuana y once de heroína.

Luego de llegar a un acuerdo entre su abogado y el representante de la Fiscalía General del Estado, aceptó que sea juzgado por el procedimiento abreviado, con lo que la pena impuesta se redujo a 20 meses, que los cumplió hace pocos días.

Patricio Almendáriz, comandante subrogante de subzona 13 de Policía de Manabí, indicó que Mendoza no solo registraba esa detención, sino que en total tenía cuatro antecedentes judiciales por tráfico de drogas y una por robo.

Publicidad

Los procesos judiciales en contra de Mendoza datan desde el 2006. La denuncia por robo se registró en Guayaquil en el 2015, y se lo acusó de haberse robado el radio de un automóvil.

“Los familiares indican que hace diez días aproximadamente había salido del centro de privación de libertad”, corroboró Almendáriz (I)