“Con el cambio de balas al uso de bombas”, la estrategia de seguridad que se intentará implementar en Guayaquil apunta a dar un giro para tratar de frenar este nuevo escenario de violencia.

La alcaldesa Cynthia Viteri ha adelantado la mañana de este miércoles que dentro del plan que se coordina con el Gobierno está la propuesta de convertir a la Corporación para la Seguridad Ciudadana de Guayaquil (CSCG), que maneja el 911 Guayaquil, en una “gran central de inteligencia y de información”.

Una estrategia de seguridad actualizada para contrarrestar ataques con explosivos saldrá de mesa de trabajo integrada por Municipio, Policía y Ministerio del Interior

El Gobierno y el Municipio acordaron el lunes establecer una mesa conjunta de trabajo para armar una nueva estrategia para la ciudad.

Publicidad

Viteri dijo que se trata de “reescribir la estrategia” para la ciudad y entre eso estará convertir a la CSCG en una central de inteligencia.

A breves rasgos, la alcaldesa indicó que la idea es que desde esa central se manejen datos de los ciudadanos, como las propiedades que tienen, si tiene permisos de armas, récord policial, las salidas del país...

Tras una semana de estado de excepción se ha capturado a 176 personas por distintos delitos y decomisado 75 armas y 82 explosivos en Guayaquil, Samborondón y Durán

“Toda esa información recabada tanto del Municipio de Guayaquil como del Gobierno central servirá para saber si una persona es parte de un hecho sospechoso y delictivo dentro del país”, dijo Viteri.

Publicidad

La decisión de armar una estrategia conjunta surgió tras meses de entredichos entre el Municipio y el Gobierno.

Para construir esa central de inteligencia, el Gobierno y las entidades municipales cruzarán información. La Policía entregará datos de huellas digitales, antecedentes y armas.

Publicidad

Viteri aseveró que se trabajará directamente con el ministro del Interior y el comandante de la Policía.

Guayaquil también ha solicitado asesoría de Estados Unidos en materia de seguridad. Especialistas de ese Gobierno ya recorren las calles y se han reunido con personal de la CSCG.

Ese personal dará su informe con recomendaciones en materia de seguridad.

Daños en vehículos tras ataque a un taller mecánico en el que se dejaron explosivos

Actualmente, Guayaquil se encuentra en un estado de excepción tras la explosión en el Cristo del Consuelo que causó 5 muertos y 17 heridos.

Publicidad

La Gobernación del Guayas indicó que en esta primera semana de estado de excepción se logró la captura de 176 personas por distintos delitos (incluyendo tres bandas desarticuladas), 75 armas decomisadas, de esas 9 son armas largas y 56 armas cortas, 19 vehículos y 12 motos recuperados reportados como robados, 5 detenidos por boleta de captura, 119 armas blancas incautadas.

Viteri cuestionó esta mañana el proceso que se sigue contra un sospechoso capturado por el atentado en el Cristo del Consuelo. El Gobierno preliminarmente dijo que esa persona estaba aparentemente involucrada en ese hecho, pero la Fiscalía aclaró luego que al momento solo cuenta con elementos y evidencias para procesarlo por tráfico de armas y no por las investigaciones del acto terrorista.

Por presunto tráfico ilícito de armas de fuego, químicas, nucleares o biológicas es procesado Darío Ch. S., alias Morado, quien fue detenido el 17 de agosto en un allanamiento en la 23 y la 0, suroeste de Guayaquil, en el marco de las investigaciones que lleva adelante la Policía para dar con los responsables del atentado con explosivos en la Décima y la H, sector del Cristo del Consuelo conocido como calle 8, durante la madrugada del domingo 14. (I)