Portoviejo

Las mordidas de sus dos mascotas, dos perros de raza pitbull, habrían sido las causas por las que Ramiro Adolfo Albán Intriago, de 58 años, falleció. Su cuerpo fue hallado cerca de las 09:30 de este miércoles en el patio de su casa. Según testigos y vecinos de este hombre, se habrían escuchado sus gritos tras las agresiones sufridas por los canes.

El hecho se registró en la calle Cristóbal Azúa, de la ciudadela Municipal, ubicada al oeste de Portoviejo. Los vecinos no habrían podido ayudarlo tras el ataque, pues, pese a que algunos les habrían lanzado palos, esto no provocó que los dos canes soltaran a su amo. “Por más que les tiramos palos, esos perros no lo soltaban”, dijo un vecino del occiso.

PORTOVIEJO. Los vecinos escucharon los gritos del hombre, pero no pudieron hacer nada. Foto: El Universo

Luis Saavedra, presidente del comité barrial de la ciudadela Municipal, lamentó el hecho, que le fue comunicado por un vecino. De Albán, Saavedra dijo que se dedicaba a comercializar algunos productos, como panela, queso y otros, a tiendas minoristas. Reconoció que tenía a sus dos mascotas, pero le extraña que atacaran ferozmente a su dueño.

Publicidad

“Él tenía a sus dos perros. No sé qué pasó; los perros estaban agresivos o los maltrató. Lo único que está claro es que los perros lo han atacado y ha fallecido. Son perros pitbull; no sé si cuando son grandes pierden el olfato”, declaró Saavedra.

Dos adultos mayores en estado crítico luego de ser atacados por perros; ocurrió en parroquia de Ambato

Otro vecino de Albán, que no se identificó, señaló que esta persona fallecida recién tenía dos semanas de haberse trasladado a vivir de alquiler en la casa donde falleció, en la que residía aparentemente solo.

“Son un peligro esos perros, y por aquí en la ciudadela Municipal hay varios perros así, agresivos. Hay que tener cuidado con ellos”, declaró el vecino.

Tras la agresión, personal de Bomberos de Portoviejo llegó al lugar luego de que los canes por su cuenta ingresaron a la casa. Tomando las medidas de precaución, se acercaron al cuerpo de Albán, pero solo detectaron que no tenía signos vitales.

Agentes policiales llegaron a la vivienda de Albán y realizaron el levantamiento del cadáver; esto mientras se analizaba qué se haría o adónde se trasladaría a las dos mascotas del occiso. (I)