La puerta enrollable de una ferretería, las rejas y parte del ingreso al local resultaron afectados en una detonación que ocurrió la madrugada de este martes, 17 de octubre, en el sector conocido como Entrada de la 8, en la avenida Casuarina, noroeste de Guayaquil.

Sujetos amenazaron a los trabajadores de una ferretería para que les entreguen una mensualidad y al no haber respuesta colocaron un artefacto explosivo al ingreso del local.

Estas son las modalidades de secuestro y extorsión que los delincuentes mutan en Ecuador

Personal policial acudió al sitio junto con uniformados del Grupo de Intervención y Rescate (GIR), Criminalística, entre otras unidades más, para recopilar indicios de este nuevo hecho violento.

Publicidad

El coronel Roberto Santamaría, jefe del distrito Nueva Prosperina, explicó que el problema de las vacunas se ha generalizado en la Entrada de la 8, que casi todos los negocios son intimidados bajo esta modalidad.

Él detalló que en lo que va del año se han registrado 294 denuncias por extorsión y que el año pasado en la misma fecha fueron 143.

Añadió que estas extorsiones se dan en tres fases, la primera con la llegada de panfletos, los que hacen las amenazas escritas, que usan chips con números de celular de otros países para realizar la extorsión.

Publicidad

Luego, en otra fase, viene quienes colocan los artefactos explosivos, balean los negocios o incluso secuestran a los dueños de los comercios.

Robo, secuestro y extorsión, los delitos más perpetrados por células que operan para los grupos de delincuencia organizada

Y la última parte es cuando se concreta el pago de la extorsión a los representantes de esas estructuras criminales que en el caso de Nueva Prosperina hay Los Tiguerones, Los Águilas, Los Fatales y Los Choneros.

Publicidad

“Todos los días estamos teniendo este problema. Ellos quieren formar un estado paralelo para recaudar dinero para mantener a las organizaciones criminales, a todas sus estructuras”, manifestó el coronel.

Añadió que tanto en la Entrada de la 8, como en el ingreso a Paraíso de la Flor y a la Ladrillera también tienen el mismo problema: sujetos de organizaciones delictivas amenazan a los moradores. (I)