Cuatro personas fueron aprehendidas la noche del domingo pasado luego de disparar a varios policías desde el techo de una casa del bloque 9 de Bastión Popular, en el noroeste de Guayaquil.

Los uniformados llegaron en un patrullero con la sirena encendida tras ser alertados de la presencia de hombres armados en ese sector.

En ese momento, los policías fueron recibidos a bala, contó el general Fausto Buenaño, comandante de Policía de la Zona 8.

El jefe policial indicó que a los jóvenes les descubrieron dos armas de fuego y 22 municiones. Además, se determinó que tres de los cuatro aprehendidos eran menores de edad: tienen 14, 15 y 16 años. Ellos estaban en compañía de un ciudadano venezolano de 25 años que supuestamente los lideraba.

Publicidad

Tres de los cuatro aprehendidos eran menores de edad. Tienen 14, 15 y 16 años. Foto: Cortesía

Los uniformados presumen que los jóvenes serían parte de la banda Los Choneros y que estaban en el techo de la casa del extranjero esperando a que la banda del bloque 10 de Bastión Popular (integrada por sujetos de Los Lobos y Lagartos) llegara a atentar contra ellos, pues el día anterior (sábado) se produjo un sicariato en el bloque 10 en el que podrían estar involucrados los menores de edad.

Un hombre de 20 años murió el sábado y tres personas resultaron heridas, entre ellos dos menores de edad.

La víctima fue identificada como Luis Alfredo F., quien fue acribillado cuando estaba en un portal. Intentó refugiarse en una casa y ahí se registraron los heridos. Incluso una niña de 8 años resultó con una herida en la pierna.

Los vecinos indicaron que cuatro sujetos en dos motos llegaron a disparar de forma indiscriminada.

La Policía presume que los menores serían gatilleros de la banda Los Choneros, pues uno de los menores de edad ya fue detenido meses atrás por intento de asesinato, pero le otorgaron medidas socioeducativas (medidas sustitutivas a la prisión) y le ordenaron presentarse cada semana en la Fiscalía mientras dura la investigación. Mientras tanto, el otro menor de edad sigue en las calles y se sospecha que estaría involucrado en varios sicariatos registrados en la zona este año.

En Bastión Popular norte (bloques 8, 9 y 10) se han registrado 21 asesinatos este año por la lucha de territorio; en ese sector inclusive se han lanzado tres granadas.

Publicidad

En los últimos dos meses tres granadas han sido lanzadas a los moradores de los bloques 9 y 10 de Bastión Popular. Foto: Cortesía Policía

Un hombre que tenía en sus manos una subametralladora de juguete recibió dos tiros en la cabeza en el bloque 10 de Bastión Popular, el 15 de septiembre. Los sicarios iban en una camioneta azul.

Adonis C. también fue asesinado en el bloque 10 de Bastión Popular, el 29 de agosto. Él caminaba en medio de los niños del sector cuando fue baleado por un hombre que huyó a pie.

El 29 de agosto pasado, un hombre fue asesinado a tiros en el bloque 10 de Bastión Popular, en el noroeste. Foto: El Universo

Baleados en el Guasmo

Mientras, en la avenida Adolfo H. Simmonds, en la cooperativa Pobladores Sin Tierra, en el Guasmo central, en el sur, se registró otro ataque a bala contra dos ciudadanos que iban en un carro cerca de una parada de la Metrovía. Ocurrió la noche del domingo. Los uniformados contaron que el conductor recibió siete impactos de bala, mientras que el acompañante, tres disparos. Pese a las graves heridas, las víctimas permanecían hospitalizadas en una casa de salud del sur de Guayaquil bajo pronóstico reservado.

Uno de los hombres registra antecedentes penales.

Otro apuñalado en la Bahía

Un ataque con una navaja acabó con la vida de un comerciante informal en las calles Colón y Pedro Carbo, en el centro de Guayaquil. Ocurrió la madrugada del domingo, y supuestamente se originó como una riña entre la víctima y un conocido por un intento de robo anterior. Testigos indicaron que observaron al vendedor herido, apretándose el pecho debido a las heridas, y que lo llevaron en una camioneta del Cuerpo de Agentes Metropolitanos para intentar salvarle la vida, pero fue en vano.

La madrugada del viernes, otro hombre murió apuñalado en ese sector. El hecho fue en la avenida Olmedo y Boyacá. Un comerciante de la zona fue herido con un cuchillo tras una discusión con otro comerciante por unos productos. (I)