La mañana de este martes 27 de julio, el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) cantonal de San Vicente resolvió acogerse a varios de los exhortos promulgados por la mesa nacional para las localidades que no se encuentran bajo estado de excepción.

El COE dispuso que representantes municipales en coordinación con la Policía y otras entidades realicen controles para evitar aglomeraciones y vigilar que se respete la prohibición de eventos públicos masivos. Por lo tanto, las autoridades no emitirán permisos para este fin y se mantiene una multa del 50 % del salario básico unificado ($ 200) a quienes irrespeten esta medida.

Además, la mesa local estableció el horario de funcionamiento de las playas del cantón San Vicente: de 07:00 a 18:00, de lunes a domingo. También el 50 % de aforo en el transporte público y prohibir el consumo de bebidas alcohólicas en espacios públicos.

Además se dispuso que, antes de emitir autorización para el desarrollo de actividades en bares, discotecas, karaokes, centros de tolerancia y afines, el cabildo deberá contar con respaldo de las autoridades sanitarias. Por otra parte, se estableció el aforo del 30 % en los locales mencionados, con horario de funcionamiento hasta las 23:59 y la presentación obligatoria del protocolo de bioseguridad. En caso de incumplimiento, se revocará el permiso de funcionamiento y se aplicará la multa del 50 % del salario básico unificado.

Autoridades conformarán un equipo interinstitucional para dar seguimiento al cumplimiento de estas medidas del COE cantonal.

Hasta la semana pasada, según datos oficiales del Ministerio de Salud Pública, el cantón San Vicente sumaba 360 casos confirmados de COVID-19. (I)