Luis, un comerciante de 44 años que vive en el sur de Guayaquil, se salvó de ser secuestrado por hombres armados que trataron de subirlo a la fuerza a un taxi amarillo.

Ocurrió a las 17:05 del lunes 23 de octubre, cuando salía de su negocio ubicado en la cooperativa Mariuxi Febres-Cordero.

Pese a su contextura delgada, el hombre, que es oriundo de la Sierra, logró zafarse.

Publicidad

Un video del hecho se viralizó en redes sociales. En las imágenes se ve que uno de los secuestradores incluso realiza dos disparos para asustar a los vecinos y que no intervengan, uno de los impactos alcanzó la camioneta de Luis.

Él durante 22 años ha tenido su negocio en el Guasmo, vende repuestos para tráileres y frente a su oficina está la mecánica en la que se da manteniendo a estos vehículos pesados.

El hombre dice que los mecánicos salieron con herramientas y palos al oír sus gritos cuando pedía auxilio. Ahí los delincuentes se fueron y tomaron la calle Cacique Tomalá hacia la zona de la Playita del Guasmo.

Publicidad

Pese a que un patrullero estaba cerca y fue alertado, la Policía no logró atrapar a los sujetos.

Al parecer, el taxi tenía placas clonadas que serían de otro vehículo.

Publicidad

Luis este martes seguía trabajando. Dice que no puede esconderse porque tiene que motivar a sus colaboradores y a su familia.

Él asegura que no había recibido amenazas de vacunadores (extorsionadores) y que este intento de secuestro lo tomó completamente por sorpresa.

Ya contrató un guardia e instaló alarmas en su negocio y vivienda. (I)