En un vuelo procedente de Nueva York se dio un nuevo hallazgo de armamento escondido en encomiendas, la noche de este jueves 25.

El Servicio Nacional de Aduana del Ecuador y la Policía Nacional intervinieron ante la novedad en el aeropuerto Mariscal Sucre de Quito.

Carola Ríos, principal del Servicio Nacional de Aduana del Ecuador (Senae), indicó que las partes de fusiles llegaron vía courier camuflados entre zapatos y ropa.

“Las partes halladas serían para un fusil M4″, dijo la funcionaria al compartir una imagen del arma de largo alcance.

La mercancía solo estaba declarada como ropa, calzado y herramientas, agregó. Su destino final era Cuenca.

Este es el segundo decomiso de este tipo en esta semana en esa terminal aérea de la capital.

La tarde del pasado lunes, agentes aduaneros y de la Policía alertaron del arribo de 2.000 municiones escondidas entre edredones enviados como encomienda.

Esa carga que llegó procedente de Miami se presumía que tenía como destino final la ciudad de Guayaquil. (I)