Agentes del Servicio Nacional de Aduana del Ecuador (Senae) y de la Policía Nacional encontraron dos mil municiones camufladas entre edredones en el aeropuerto Mariscal Sucre de Quito.

Ese material llegó al aeropuerto capitalino vía courier desde Miami, cerca de las 16:00 del lunes 22 de noviembre.

Durante los controles, los delegados de Aduana detectaron la anomalía a través de rayos X e inmediatamente informaron a la Policía para la revisión de los artículos.

Publicidad

Las municiones son de calibre 22 para arma corta tipo revólver, según la Policía.

Felipe Ochoa, representante del Senae, detalló que se indagan los controles de la empresa de courier ante este llamativo hallazgo.

“Sería de revisar con la empresa de courier cómo pasan los controles, porque no es muy común. Pudo haber sido contaminada desde el inicio o dentro del avión; realmente desconocemos”, dijo.

Publicidad

La Policía sigue la pista de la ruta de esta encomienda para tratar de llegar a los responsables.

Carola Ríos, directora del Senae, dijo que esta captura era un golpe para actividades ilícitas. La funcionaria sostuvo que se están reforzando los controles para salvaguardar el comercio lícito en Ecuador. (I)