Cada día se registran dos asesinatos en promedio en Guayaquil y el lunes, 6 de septiembre, no fue la excepción.

El primer crimen se registró en la 21 y Maracaibo. Evert Washington Coronel fue asesinato a tiros durante la madrugada por dos nombres en motocicleta, a pocos metros de su casa.

Según los moradores, la víctima trabajaba como guardia.

Una ambulancia del Cuerpo de Bomberos llegó al sector pero Coronel ya no tenía signos vitales. Llegaron agentes de la Dinased (Unidad de Muertes Violentas) y Criminalística. Medicina legal trasladó el cuerpo a la morgue. A las 13:00 de este martes llegó el féretro a su barrio para ser velado.

José Fernando Ramírez, de 30 años, es la otra víctima. Fue acribillado la tarde este lunes y murió en una clínica del norte de Guayaquil minutos después.

Ramírez, al igual que Coronel, no registra antecedentes.

El hombre fue baleado en la Cooperativa 8 de Mayo, sector de La Florida, por hombres desconocidos que iban en un vehículo rojo.

En lo que va del año se han registrado al menos 419 muertes violentas en el Distrito 8 de la Policía, que comprende Guayaquil, Durán y Samborondón.

Para tratar de frenar esta ola de asesinatos, a Guayaquil llegaron 200 elementos de grupos tácticos de la Policía, que tiene identificados los puntos críticos donde cree que se libra una batalla entre traficantes de droga por dominio territorial. (I)