Ibarra

En un chifa, ubicado frente al redondel de los Bomberos, en Ibarra, delincuentes ingresaron a un restaurante para llevarse $ 3.000 que dos ciudadanos de San Lorenzo (Esmeraldas) acababan de retirar de un banco local. El hecho sucedió la tarde del jueves 16.

Madre e hijo habrían sido seguidos por cuatro personas en un vehículo tipo taxi y una motocicleta hasta ese lugar. Ellos entraron abruptamente, dirigiéndose hacia las dos personas para arrebatarles el dinero. Tras producirse un forcejeo, los asaltantes incluso percutieron dos proyectiles de un revólver calibre 38.

La mujer resultó con una herida a la altura del cráneo, mientras que un segundo disparo impactó en el brazo derecho de su hijo. Los delincuentes tomaron los billetes para finalmente huir del sitio.

Publicidad

Luis M., quien estuvo en el interior del local, manifestó que la gente al escuchar los gritos y amenazas se dirigió con los infantes hacia los baños, cocina y otros lugares para precautelar su integridad. Las cámaras de este comedor permitieron identificar a los asaltantes.

El atraco fue denunciado rápidamente y aquello permitió que la Policía nacional, con distintas áreas investigativas, desplegara un operativo que derivó en la localización de dos personas en un vehículo, dos horas después del atraco, a la altura de Cayambe, cuando intentaban dirigirse hacia el sur.

La requisa a los sujetos permitió identificar la pistola con dos tiros percutidos y cuatro en el interior del tambor, por lo que quedaron aprehendidos y fueron trasladados hasta la Ciudad Blanca (Ibarra), donde quedaron a órdenes de las autoridades competentes.

Los dos aprehendidos son el conductor del vehículo tipo taxi y una mujer de origen venezolano. Por ahora, sigue la búsqueda de los otros dos participantes en el atraco para tratar de recuperar el dinero sustraído.

Norman Cano, comandante de la Subzona de Policía de Imbabura, sostuvo que bandas que operan en Quito estarían desplazándose hasta la capital imbabureña a cometer este tipo de delitos y luego retornan nuevamente a su lugar de origen.

Las dos personas afectadas se encuentran estables, dijo.

El oficial recordó que hace un mes y medio también sucedió un hecho parecido, cuando fue asaltada una persona con dinero en su recorrido desde un centro comercial hasta una entidad bancaria.

Ante estos hechos que se suscitan a plena luz del día y en lugares ubicados en el casco comercial de la urbe, la percepción de inseguridad es mayor en la población de Ibarra. (I)