Cuatro personas fueron aprehendidas la noche del domingo pasado luego de disparar en contra de varios policías desde el techo de una casa del bloque 9 de Bastión Popular, en el noroeste de Guayaquil.

Los uniformados llegaron en un patrullero con la sirena encendida tras ser alertados de la presencia de hombres armados en ese sector.

En ese momento, los policías fueron recibidos a bala, contó el general Fausto Buenaño, comandante de Policía de la zona 8.

El jefe policial indicó que a los jóvenes les descubrieron 2 armas de fuego y 22 municiones. Además, se determinó que tres de los cuatro aprehendidos eran menores de edad. Tienen 14, 15 y 16 años. Ellos estaban en compañía de un ciudadano venezolano de 25 años que supuestamente los lideraba.

Publicidad

Los uniformados presumen que los jóvenes serían parte de la banda Los Choneros y que supuestamente estaban en el techo de la casa del extranjero esperando que la banda del bloque 10 de Bastión Popular (integrada por sujetos de los grupos delictivos Los Lobos y Lagartos) llegara a atentar contra ellos.

Según las primeras investigaciones, uno de los menores de edad ya fue detenido meses atrás por intento de asesinato, pero le otorgaron medidas socioeducativas y le ordenaron presentarse cada semana en la Fiscalía mientras dura la investigación.

Se presume que mientras tanto el menor de edad puede seguir delinquiendo y atentando contra otros, supuestamente bajo las órdenes de Los Choneros.

Entre los bloques 9 y 10 de Bastión Popular se han dado varios sicariatos en las últimas semanas por la lucha de territorio, incluso en ese sector se han lanzado tres granadas.

Según investigadores policiales, los adolescentes podrían estar vinculados con sietes ataques armados en la ciudad. (I)