Portoviejo

La policía detuvo a tres personas que estarían involucradas en los cuatro crímenes que se registraron la tarde del domingo en la parroquia Los Esteros de Manta.

Mauricio González, jefe del distrito de Policía de Manta, confirmó que tras el atentado, que dejó a cuatro personas fallecidas y otras tres heridas, se realizó un operativo y persecución a quienes presuntamente habían participado en el crimen de las cuatro personas que, de acuerdo a vecinos, celebraban el cumpleaños de uno de los fallecidos.

El operativo culminó en una ciudadela de la parroquia General Eloy Alfaro de Manta. Dejó como resultado la captura para investigaciones de José G. R. G., de 22 años y de origen venezolano, del ecuatoriano Manuel N. D. Z. y del colombiano Rafael A. R., a quienes también se les decomisaron un arma con balas calibre nueve milímetros y una camioneta color vino, sin placa, en la que se habrían movilizado los sicarios.

Además, agentes policiales detuvieron la noche del pasado sábado a dos ciudadanos venezolanos, quienes dispararon contra policías que realizaban un patrullaje en las calles Atanasio Santos y 7 de Abril, en Portoviejo, cerca de un local de parrilladas.

Jaime Salazar, comandante subrogante de la Zona 4 de Policía, señaló que agentes de esta institución detectaron la presencia sospechosa de dos personas cerca del local de venta de alimentos, por lo que les solicitaron que se dejaran revisar, pero ante el acercamiento policial, uno de los dos sacó un arma y realizó varios disparos dirigidos a los agentes.

Incluso uno de los disparos impactó el parabrisas de un patrullero policial, ante lo cual se originó una persecución en dicho sector.

La detención de los extranjeros se dio a unas cuadras del local de venta de parrilladas. Los detenidos fueron Edwin J. L. E., de 31 años, y Deivis A. M., de 22, a quienes también les decomisaron un arma de fuego, una pistola marca Glock, una alimentadora con 24 municiones de calibre nueve milímetros sin disparar y otras cuatro vainas de ese calibre que habían sido percutidas.

Salazar señaló que los detenidos fueron puestos a órdenes de las autoridades competentes; las evidencias, bajo estricta cadena de custodia, fueron llevadas a las bodegas de la Policía Judicial. (I)