Eran las 21:40 del viernes 11 de agosto cuando a la cooperativa Las Brisas, en el Guasmo, sur de Guayaquil, llegaron sujetos armados a bordo de un taxi amarillo y un auto blanco. Se bajaron con un fusil y una pistola y dispararon 20 veces contra una familia que estaba reunida en la entrada de su casa.

Niños y adultos, siete personas en total, fueron alcanzadas por los proyectiles. Tres hombres fallecieron y cuatro personas heridas fueron llevadas de emergencia al hospital del Guasmo.

Entre los occisos hay un hombre con antecedentes penales. Fue detenido en 2013 por robo y en 2017 por asociación ilícita, por lo que la Policía presume que era el blanco del ataque, aseguró Marcelo Castillo, jefe del distrito Sur.

Publicidad

Dos mujeres adultas están heridas; una se encuentra estable y la otra estaría grave. Además, una bebé de 7 meses y un niño de 12 años también fueron alcanzados por las balas.

El niño de 12 años fue derivado al hospital Francisco de Icaza Bustamante y estaría con diagnóstico reservado, mientras que la bebé sigue en el hospital del Guasmo, donde también está hospitalizada su madre.

Una bebé de 7 meses y un niño de 12 años fueron alcanzados por las balas en el Guasmo; tres personas fallecieron y cuatro quedaron heridos durante un ataque en una reunión familiar. Foto: Cortesía

En el lugar los agentes de Criminalística levantaron 6 vainas percutidas de calibre 2.23 mm (fusil) y 14 vainas percutidas de calibre 9 mm.

Publicidad

El coronel Castillo detalló que minutos antes del ataque a la familia en el sector de La Floresta, cerca de ahí, se reportaron disparos y que todos los policías acudieron a esa zona, donde no hubo heridos.

Motociclista fue asesinado en la avenida Domingo Comín, sur de Guayaquil

El jefe distrital cree que pudo haber sido una distracción para atentar contra la familia que estaba libando afuera del inmueble de la cooperativa Las Brisas, pese al estado de excepción.

Publicidad

“Es demasiado que a pesar del estado de excepción los policías tengan que rogarles que se retiren de la vía pública. Parece que no valoran a sus familias”, comentó Castillo este domingo en la escena del crimen.

Una bebé de 7 meses y un niño de 12 años fueron alcanzados por las balas en el Guasmo; tres personas fallecieron y cuatro quedaron heridos durante un ataque en una reunión familiar. Foto: Cortesía

En la fachada de la casa quedaron algunos agujeros de las balas. Varios proyectiles atravesaron la ventana y otros incluso alcanzaron un carro estacionado al pie de la vivienda.

Aún no hay detenidos por este caso. (I)