La Policía Nacional de Ecuador informó sobre el decomiso de 133 kilogramos de cocaína que estaban camuflados en dos contenedores que se pretendía enviar al extranjero desde uno de los puertos marítimos de Guayaquil.

El alcaloide estaba oculto en los ductos de ventilación y piso de las estructuras metálicas, detalló la institución. Con apoyo de canes adiestrados, los agentes antinarcóticos lograron rastrear el alcaloide que estaba distribuido en bloques tipo ladrillo.

El destino de la carga ilícita era Bélgica y Países Bajos, según las indagaciones policiales.

Por ahora, una persona fue detenida para investigaciones.

Publicidad

De acuerdo con un informe del Ministerio de Gobierno, un total de 4,1 toneladas de droga se incautaron en 153 operaciones desplegadas en todo el país la semana pasada. En aquellas intervenciones se logró la detención de 181 personas.