Los tres movimientos sociales que paralizaron el país por 18 días en junio pasado concluyen insatisfechos los 30 primeros días de las mesas de diálogo que se han instalado con el Gobierno de Guillermo Lasso, y reprochan una “falta de voluntad política” para ejecutar sus propuestas.

Este sábado se cumplen los primeros 30 días de estos diálogos de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), la Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (Fenocin) y el Consejo de Pueblos y Organizaciones Indígenas Evangélicos del Ecuador (Feine) con delegados del Ejecutivo, que han dejado avances mínimos en tres de los diez puntos que motivaron el paro nacional.

Una de las técnicas de la Conaie, Mariana Yumbay, evaluó los encuentros y afirmó que no hay voluntad política del régimen para atender sus pedidos.

Dijo que solo hay un 60 % de avance en la mesa de banca pública, que revisa la condonación y moratoria de los créditos, y ejemplificó que la Junta de Política y Regulación Monetaria emitió una resolución para que las entidades públicas, privadas y las cooperativas consideren la refinanciación y reestructuración de las deudas en áreas como microempresas, pymes, créditos educativos y otras; pero, cuando los interesados llegan a buscar una respuesta, se les informa que desconocen esa política.

Publicidad

Unos siete centavos es la baja en el nuevo precio de la gasolina súper

Eso los mantiene inquietos, pues la medida estará vigente hasta diciembre próximo.

Respecto de la focalización de subsidios a los combustibles, las conversaciones “están paralizadas”, y lo que se ha hecho es crear una submesa técnica con el apoyo de la Universidad Católica del Ecuador para enfocar una solución.

Está previsto que en los siguientes días se reinstale esta mesa, en la que el régimen hizo una propuesta para que en la focalización de los subsidios se definan las siguientes acciones: criterios de elegibilidad (para ser excluido) y requisitos o condiciones para ser incluido como beneficiario del subsidio; y mecanismos para implementar el sistema de focalización.

Mientras, en la mesa de control de precios y especulación, el movimiento indígena resolvió declarar “suspendidos” los diálogos hasta que el Gobierno decida rever su decisión de no fijar precios referenciales a 44 productos de primera necesidad. “El Gobierno no quiere topar los productos industrializados”, aseveró la dirigente.

Publicidad

“Haciendo un balance, no se ha avanzado mucho; y no es por las organizaciones, porque se ha trabajado con propuestas. Al contrario, el Ejecutivo ha tenido un año para revisar y no han avanzado, no han tenido respuestas. Recién en las mesas de diálogo preparan respuestas que no satisfacen las aspiraciones de las organizaciones sociales”, comentó Yumbay.

Otros actores, como Samuel Lema, dirigente de la Feine, se mostraron preocupados porque la mesa tres, de control de precios, se “suspendió” al no haber respuestas. Con él coincidió la vicepresidenta de la Conaie, Zenaida Yasacama, que recalcó que “no hay voluntad política” del Ejecutivo para atender sus planteamientos: “No estamos teniendo resultados, y eso es preocupante”.

Frente a estas conclusiones previas, las dos partes aún tienen pendiente instalar otras siete mesas:

  • Fomento productivo
  • Empleo y derechos laborales
  • Energía y recursos naturales
  • Derechos colectivos y educación superior
  • Protección a inversiones nacionales
  • Acceso a la salud
  • Seguridad y justicia

El secretario de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE), David de la Torre, que actúa como garante de este proceso, prevé presentar en las próximas horas la nueva agenda de instalación de estas mesas técnicas, con la aspiración de llegar a acuerdos antes de los 60 días restantes.

Publicidad

Esto, porque el “acta por la paz” que se firmó el 30 de junio dio un plazo de 90 días para que la administración gubernamental y los tres movimientos sociales busquen alternativas a los puntos que propiciaron el violento paro nacional.

En una entrevista en radio Única, el monseñor reconoció que no se puede adelantar que hay “grandes resultados”, pero que se ha llegado a algunos acuerdos. Aunque, sobre materia de focalización de subsidios para la gasolina extra y el diésel, el tema está “muy complejo”.

“La mesa sigue trabajando con una comisión técnica, y sobre el control de precios el tema también es complejo, pero la mesa sigue abierta”, indicó.

Tarifa social móvil y de internet con énfasis en el sector rural fue parte de la mesa de control de precios que quedó en suspenso

Consideró que hubo puntos propuestos sobre los que en cuatro hubo consensos, lo que es “una buena noticia, frente a aquellos profetas de desastres que deben entender lo que es estar sentados un mes, cuando durante años el Estado ha dado las espaldas a las demandas indígenas”. Añadió: “Creo que hemos ganado y vamos ganando en un proceso de diálogo”.

Publicidad

Aclaró que para estos encuentros no se está solicitando la intervención del relator sobre temas indígenas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU); al contrario, se había solicitado que informe qué es lo que está pasando en el mundo respecto de los derechos de los pueblos indígenas.

“No es una intervención en la mesa de diálogo; la ONU no puede ser veedora, porque no es su mandato. Además, porque este proceso se está llevando en paz: no estamos en conmoción interna en la que necesitemos la intervención de un pacificador externo. Puede dar técnicos para tener una voz neutral sobre distintas realidades”, apuntó.

El viceministro de Gobernabilidad del Ministerio de Gobierno, Homero Castanier, resaltó que se presentaron doce puntos al movimiento indígena en el tema de control de precios, de los que se aceptaron cuatro.

Entre ellos, que trece productos se ingresen en el sistema del Ministerio de Agricultura para establecer precios referenciales.

“Esto no es sencillo, pero planteamos también que haya un estudio del costo de vida en la ruralidad, un tema de política de control con la ejecución de 200.000 operativos sobre los precios oficiales y referenciales. Se emitirá una reforma a acuerdos ministeriales para que se establezcan sanciones administrativas a quienes incumplan la normativa. Se avanzó también en establecer una tarifa social en telefonía móvil”, detalló.

Este lunes se prevé la reinstalación de los diálogos en la sede de la Conferencia Episcopal en Quito, en la que se informaría de la nueva agenda de trabajo. (I)

Leonidas Iza recorre las provincias

El presidente de la Conaie, Leonidas Iza, está recorriendo varias provincias de la Sierra para divulgar los avances de los diálogos que se mantienen con el régimen. Este jueves estuvo en Cotopaxi y mantuvo reuniones con delegados del Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi (MICC), a quienes les informaba qué se ha avanzado en las mesas técnicas y exponía sobre temas organizativos.

El 7 de agosto estuvo en Chimborazo para asistir al funeral de Juan Sislema Minta, que falleció luego de haber permanecido en coma por varias semanas, supuestamente herido por perdigones durante las protestas de 18 días. En una alocución, el dirigente indígena exhortó al Gobierno nacional a que “desclasifique” la información de lo ocurrido en la movilización, para que se descarte que desde los protestantes hubo actos violentos, y ofreció que habrá “reparación integral para las víctimas”.