El liquidador de Seguros Sucre S. A., José Ibáñez, informó que el lunes pasado presentó ante la Fiscalía un pedido para que Decevale S. A. sea incluido en una investigación abierta que se sigue contra Valpacífico S. A. por peculado.

En un comunicado, la aseguradora indicó que la razón para esta denuncia contra el Depósito Centralizado de Compensación y Liquidación de Valores, Decevale S. A., era “un falso registro en sus estados de cuenta, que aseguraba la custodia de $ 2 millones” de bonos de deuda externa del Estado ecuatoriano y que eran parte de un canje que ascendía a $ 8,3 millones.

El escrito se presentó por las conclusiones de un informe de la Contraloría General del Estado, que analizaba las inversiones de Seguros Sucre y que se hizo público en julio pasado. El organismo de control estimó en $ 11,2 millones las pérdidas de Seguros Sucre por estas negociaciones de bonos de deuda externa y consideró que existían indicios de responsabilidad penal.

Publicidad

En sus conclusiones, Contraloría señaló que la aseguradora –cuyo principal accionista es la Corporación Financiera Nacional– “presentará las acciones legales pertinentes, por el supuesto falso registro en la empresa Decevale S. A”.

La millonaria operación data de diciembre de 2015 cuando Valpacífico propuso un canje de bonos de deuda externa que se vencían en 2015 por otros con vencimiento 2024, a través de la casa de valores panameña Westwood Capital Markets S. A., de los ecuatorianos Carlos Ortega Cadena y Héctor San Andrés.

Contraloría consideró que Seguros Sucre no debió ni siquiera haber realizado la operación, pues los bonos 2024 no estaban registrados en Ecuador sino en el extranjero.

Publicidad

En 2018, debido a los problemas con el supuesto custodio Madison Asset LLC (del Grupo Biscayne Capital), una porción de $ 2 millones de bonos se puso bajo custodia de Decevale, que a su vez utilizaba los servicios de las empresas de Jorge Chérrez Miño.

La actual administración de Decevale ha negado la existencia de cualquier contrato de subcustodia entre el Depósito y las empresas de Chérez Miño, prófugo de las justicias ecuatoriana y estadounidense. En Miami dos personas han confesado que recibieron sobornos del intermediario financiero para asegurar contratos para sus compañías. El primero es un exgerente de Decevale, Luis Álvarez Villamar, y el segundo es John Luzuriaga Aguinaga, exfuncionario del Instituto de Seguridad Social de la Policía (Isspol).

Publicidad

Seguros Sucre pidió el lunes pasado a la Fiscalía “la investigación de exfuncionarios de Decevale, quienes ocuparon cargos gerenciales en periodos anteriores, para que rindan su versión de los hechos dentro de las investigaciones en las que ya Sucre participaba en contra de Valpacífico S. A.”.

Por el caso Isspol, el martes pasado se realizaron varios allanamientos y se detuvo a trece personas. Uno de esos allanamientos se realizó en Decevale. (I)