A menos de 24 horas de las movilizaciones anunciadas por el sector indígena y otros grupos sociales, el gobernador del Guayas, Pablo Arosemena, no se encontraba en su oficina, estaba en una escuela de gastronomía y pastelería. ¿Qué hace aquí, a horas de que se inicien las protestas?

Dialogando. Esa es la estrategia que sigue el representante del presidente Guillermo Lasso en esta provincia para intentar disuadir el ‘calentamiento de calles’ de quienes se oponen a las medidas del mandatario.

Pero los artesanos de la gastronomía solo encienden el fuego para elaborar algunos platos que al mismo Arosemena lo han puesto a preparar. Con la sartén por el mango y ataviado con un mandil de parrillero, el gobernador cocina, pero también habla y escucha a los aspirantes a chef de la Escuela Gastronómica Azúcar y Canela, ubicada en la 25 de Julio y Trujillo, en el sur de Guayaquil.

Eran las 15:30 del lunes y Arosemena difundía “los beneficios del proyecto de Ley de Creación de Oportunidades” que el gobierno de Lasso mandará a la Asamblea en tres partes, primero la tributaria, luego la parte laboral y después la de atracción de inversiones.

Publicidad

“Esta escuela, que tiene diez años de funcionamiento, es parte de la asociación de artesanos y justamente en la Ley de Oportunidades hay un apartado importante de beneficios para los artesanos como la eliminación del RISE y del impuesto del 2 %, que en teoría es sobre la renta, pero que en la práctica termina siendo sobre las ventas y que afecta a sus bolsillos”, les explica a los asistentes.

El gobernador Pablo Arosemena visitó la Escuela Gastronómica Azúcar y Canela, en el sur de Guayaquil, donde expuso los beneficios de la Ley de Oportunidades para emprendedores, artesanos y microempresarios. Foto: Gobernación Guayas

“En su lugar, se creará un régimen simplificado para emprendedores, para darles facilidades en sus primeros tres años de vida, esta Ley tiene el objetivo de simplificar la vida a quienes aportan a la economía del país y lograr bienestar para la ciudadanía en general”, complementa.

Protesta en contra del alza de los combustibles empezará a la medianoche de este lunes

Dialogando, dice Arosemena a este medio, se fortalece la democracia, por eso esta no es la primera visita a una escuela de artesanos. Hace dos semanas se reunió con estilistas y barberos de una academia que también forma parte de la Junta Nacional de Defensa del Artesano. Y si en la escuela de los chefs cocinó, allá se sentó en el sillón y puso la cabeza -y su look- a disposición de los peluqueros.

También allí llevó “un mensaje del presidente” que consiste en explicar a los emprendedores que la ley les permitirá encontrar trabajo adecuado o crear sus propios negocios y ser ellos fuente de empleo adecuado para otros.

Lo mismo en barrios del sur de Guayaquil, como la cooperativa Luz del Guayas, donde lleva soluciones de alumbrado público y habla de la seguridad, lo mismo en cantones como Lomas de Sargentillo e Isidro Ayora, donde escucha la problemática de los agricultores por el precio del arroz, en medio de las problemáticas particulares de esas comunidades, Arosemena a ratos se vuelve una especie de ministro de la gestión política. Su bandera, la Ley de Oportunidades; su propósito, disuadir las protestas.

Los campesinos no marcharán este martes.

Publicidad

Pero que no los crean ingenuos, advierte Arosemena, a aquellos que intenten desestabilizar. “Nosotros dialogamos con todos, pero la ley sigue siendo la ley, y a nosotros nos compete aplicarla, eso quiere decir que si cualquier tipo de colectivo pretende paralizar las vías públicas, nosotros, primero con el diálogo, pero también con la ley en la mano, vamos a ser implacables, quien cierre una vía será detenido porque la gente quiere trabajar, no paralizar”.

Arosemena, 42 años, conocido en el ámbito público por haber sido representante del sector del comercio antes de haber sido posesionado como gobernador del Guayas hace apenas 40 días, dice que todos los sectores con los que él viene hablando desde entonces, artesanos, dirigentes barriales, campesinos y más, “no quieren plegar a ningún paro porque necesitan trabajar”.

Según él, quienes lo han escuchado “reconocen que este es un Gobierno que recién está comenzando y ha sido exitoso en la vacunación contra el COVID-19, que está trabajando para darles más seguridad a todos (aunque la inseguridad es uno de los mayores problemas que afronta la ciudadanía) y ha generado 275.000 empleos adecuados en cuatro meses (aunque Lasso no ha explicado en qué sectores ni en qué se basan esas cifras)”.

Guillermo Lasso: El Gobierno está abierto al diálogo, pero impedirá el cierre de vías

Por los diálogos y los logros del Gobierno, Arosemena confía en que las protestas anunciadas para este martes, 26 de octubre, no desemboquen en desmanes o intentos de desestabilización, como ha expuesto Lasso.

“Este es un gobierno que escucha, producto de eso es que decide dividir la Ley de Oportunidades en tres partes, para que sea tratada una a una en la Asamblea; por eso escucha a los arroceros y decide comprar un excedente de 40.000 toneladas para nivelar los precios; por eso se congelan los precios de los combustibles, de acuerdo a lo conversado con los transportistas de carga pesada, que han mostrado su beneplácito con este acuerdo”, expone.

Son las 17:30, el gobernador ya se marcha porque tiene otro frente que atender, el de la inseguridad, pero antes una advertencia final: “Está claro que son muy pocos los que están pensando en cómo acceder por vías no democráticas a presionar al poder. Vamos a conversar con todos, pero si alguien no quiere hacerlo o simula hacerlo pero por debajo de la mesa está planeando una conspiración, vamos a hacerle sentir todo el peso del Estado. La gente quiere trabajar y progresar, no estar en estado de zozobra. Si hay un enemigo común, ese es el narcotráfico”. (I)