El desarrollo de las movilizaciones en contra del incremento de los precios de la gasolina extra y el diésel dependerá de “cómo vaya resolviéndolas” el presidente de la República, Guillermo Lasso, y de “los ánimos” de los manifestantes, dijo el presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), Leonidas Iza.

Este martes 26 de octubre, grupos de sindicalistas, de maestros, el movimiento indígena, campesinos y agricultores convocaron a una jornada de protestas a nivel nacional, y en Quito a las 16:00, para exigir que se reduzcan los precios de los combustibles establecidos el último 22 de octubre.

En ese contexto, varias vías del Ecuador amanecieron cerradas con piedras, ramas de árboles, llantas quemadas y ciudadanos que hacen sus propuestas al Gobierno nacional.

Cierres viales en cinco provincias por efectos de las manifestaciones sociales en contra del alza de la gasolina y el diésel

Leonidas Iza se encuentra en Saquisilí (Cotopaxi) la mañana de este martes, y en una concentración realizada por las bases indígenas advirtió que el avance de las manifestaciones sociales “dependerá de cómo vaya resolviendo el presidente Lasso y los ánimos que vaya poniendo el país”.

Publicidad

Reprochó que Guillermo Lasso haya respondido a la medida de protesta “militarizando el país”.

“En lugar de responder los problemas que siente la población, Lasso ha militarizado el país. No estamos de enemigos internos para que nos declare la guerra. Escuche, presidente, podemos congelar los precios (con reducción) y trasladar a una política de focalización”, opinó.

La propuesta de los sectores sociales es que la gasolina extra se reduzca a $ 2 el galón y el diésel a $ 1,50. Y así deje sin efecto lo dispuesto por el Decreto Ejecutivo 231, en $ 2,55 la extra y $ 1,90 el diésel.

Organizaciones sociales levantarán sus pliegos de demandas en la jornada de protesta nacional

Pasadas las 16:00 los dirigentes de los diferentes gremios harán un reporte del estado del país y tomarán una postura, indicó Iza.

Además dijo que conoce de nueve detenidos por los reclamos iniciados en horas de la mañana: siete en Guayaquil, uno en Cotopaxi y uno en Sucumbíos.

Por ello, llamó a sus coidearios a mantener la unidad y “no caer en provocaciones”, pues habría infiltrados para tratar de confundirlos.

Publicidad

Maestros y agricultores protestan por fijación de combustible en Limonal

Frente al principal pedido del denominado Parlamento de los Pueblos -que agrupa al Frente Unitario de Trabajadores, la Conaie, la Fenocin, la UNE, la Feine y que son los convocantes a esta movilización nacional- para que se congelen los precios de los combustibles, Leonidas Iza resaltó que esto ya no depende de un diálogo con el Ejecutivo, sino solamente de la decisión del jefe de Estado.

“Asumimos 50 centavos… Rebaje los 40 centavos”, sugirió Iza al Gobierno, al concluir que harán uso del derecho a la resistencia en contra de las políticas relacionadas con los combustibles.

Transportistas terrestres de Pichincha piden diálogo con el Ejecutivo

Otro sector que se unió a la inconformidad por los precios de los combustibles vigentes es la Federación de Transportistas Terrestres de Pichincha, que este 26 de octubre pidió al Gobierno ser convocado al diálogo para exponer sus preocupaciones.

Carlos Brunis, representante de esta Federación, junto con otros dirigentes realizaron una declaración pública, en la que la decisión del presidente de la República, Guillermo Lasso, de “suspender” los precios de la gasolina extra y el diésel, “deja la puerta abierta” para que se vuelva a incrementar, por lo que piden congelar.

“Ese era el objetivo, además de la focalización. Y la expectativa que teníamos era que se congele en $ 2,39 la gasolina extra y $ 1,69 el diésel”, lamentó Brunis.

El directivo dijo que esperan ser recibidos por el ministro de Transporte, Marcelo Cabrera, para exponer su desacuerdo con el Decreto Ejecutivo 231 del 22 de octubre, que dispone la suspensión de los precios y el alza.

Adicionalmente, rechazan el trabajo de la comisión que integró el jefe de Estado con delegados de los sectores de transporte y autoridades del Estado, porque “no se cumplió con el objetivo que era la focalización”. (I)