La suspensión de los precios de los combustibles no satisfizo a los sectores sociales, que al contrario desconfían de las acciones futuras que pueda tomar el presidente de la República, Guillermo Lasso.

En un mensaje televisado al mediodía de este 22 de octubre, el presidente Guillermo Lasso anunció su decisión de suspender los incrementos mensuales de los precios de los combustibles y estableció que la gasolina extra y extra con etanol se expenderá en $ 2,55 el galón; y el galón de diésel en $ 1,90 para el uso del transporte público, comunitario, escolar, de turismo, carga pesada, mixto y el público.

Desde el 12 de octubre, los precios fijados bordeaban en $ 1,68 el galón de diésel y las gasolinas extra y extra con etanol en $ 2,50.

Con ello, diez días después de este incremento, que se sustenta en decretos ejecutivos que rigen desde julio del 2020 mediante un sistema de bandas, los precios experimentan un alza a la suspensión, de 5 centavos para la gasolina extra y de 22 centavos para el diésel.

Publicidad

Esto disgustó a sectores sociales que demandaban un congelamiento a un precio más bajo, y la derogatoria de dichos decretos ejecutivos que se emitieron en el gobierno pasado de Lenín Moreno.

El presidente del Frente Unitario de Trabajadores (FUT), Ángel Sánchez, dijo que ven con preocupación el anuncio hecho por Lasso porque “si bien es cierto suspende los precios, hace una alza”.

Eso “no es lo que se le había pedido, lo que se le había pedido es un congelamiento total de los precios para que no siga afectando a la población. Pero vuelve a afectar al pueblo. Dice que no va a haber aumento, pero la aumentó. Eso indigna al pueblo. Es una contradicción de lo que dice y lo que hace”, cuestionó.

El FUT analizará en las próximas horas este tema, pero Sánchez ratificó que el próximo martes se llevará a cabo la movilización nacional convocada desde las 16:00 en Quito y que se extenderá en provincias.

“La medida no ha cambiado, lo que se quiere evitar es que vuelvan a subir los precios; pero el presidente suspende los precios con una nueva alza”, increpó Sánchez.

Fernando Valdez, presidente de la Unión Nacional de Taxistas Ejecutivos (Unatec), opinó que lo que hay es “decepción”. Reprochó que se suspendieron los incrementos, pero no se “dice nada” de la focalización de los subsidios a los combustibles.

Publicidad

“Nos sentimos decepcionados. Un congelamiento se pedía sobre el costo inmediato que regía, que ya es alto, pero cuando le suben el diésel a $ 1,90, quiere decir que se incrementó el precio con un adelanto de unos cuatro meses, si tomamos en cuenta que cada mes ha estado subiendo en un promedio de 7 y 10 centavos”, manifestó Valdez.

Añadió que en el caso del precio de la gasolina, la preocupación es si se lo hizo de una manera técnica o política. “Al final la medida es inflacionaria y nos afecta directamente”, subrayó.

Entre los gremios de transporte hay también rechazo hacia la comisión que se instaló entre varios dirigentes y autoridades de Gobierno, como el ministro de Transporte, Marcelo Cabrera.

Según el dirigente del taxismo, han enviado misivas a la Presidencia de la República desconociendo a la comisión temporal. “Su trabajo era socializar con las bases, es decir, los cinco compañeros debían de antes entregar una propuesta al Gobierno, primero analizarla internamente y nunca lo hicieron. Vamos a hacer una campaña de rechazo en contra de esta comisión y pedirle al presidente que se reúna con las diferentes modalidades del transporte”, afirmó.

El presidente de la Federación de Indígenas Evangélicos (Feine), Eustaquio Toala, se mostró desconfiado de lo resuelto por el régimen.

Cree que “aliviará en algo” la suspensión de los precios, solo se resolvió suspenderlos y “cualquier día levanta la medida y vuelve a incrementar… Los términos más adecuados es que se diga que se congela”, enfatizó Toala y confirmó la participación de las bases de su organización en la manifestación de este martes.

Otras organizaciones sociales, como la Unión Nacional de Educadores (UNE), que también se plegará a la protesta nacional de este martes, criticó la acción presidencial y en su cuenta de red social señaló: “El Gobierno dice congelar el precio de los combustibles, aumentando los márgenes de ganancia de las comercializadoras. No es congelamiento, es alza de combustibles. La lucha frente al alto costo de la vida continúa”, se advirtió. (I)