A lo largo de sus 28 años de carrera profesional, Luis Enrique Coloma asume el reto como consejero de Gobierno ad honorem para asesorar al presidente Guillermo Lasso en la implementación de la estrategia para la prevención y reducción de la desnutrición crónica infantil.

Afirma que es su gran desafío y dice estar preparado por los conocimientos ya adquiridos en otras gestiones con grupos internacionales y por la realización de maestrías en innovación y planeación estratégica.

Erwin Ronquillo: El primer frente de batalla contra la desnutrición es el hogar y una buena cultura de nutrición

El ingeniero en Distribución Industrial, de 52 años, tiene hasta el 23 de julio para cumplir con la propuesta sobre reformas normativas e institucionales que permitan la ejecución de la estrategia. Y para esto ya realizó acercamientos con varios ministerios.

Usted tiene la labor de aconsejar al mandatario, ¿cómo surge su acercamiento con el presidente?

Publicidad

Conocí al mandatario Guillermo Lasso cuando él era presidente del banco (de Guayaquil) y quizás en un par de foros más, luego cuando fue candidato. (La designación) no es por una amistad conmigo, el presidente pidió recomendaciones a organizaciones civiles que están apoyando en la lucha de desnutrición crónica infantil y él quería alguien que pueda ayudar en la articulación y recibió mi recomendación.

Su cargo es ad honorem y por ende no recibe una retribución económica, pero ¿tiene fija o no una permanencia en el cargo?

Esta es una posición ad honorem, yo no cobro un salario y creo que el desafío de la desnutrición crónica infantil necesita mucha articulación. Mi función es de consejero al presidente, de recomendación en términos de estrategia, de articulación interinstitucional, intersectorial, de medición de reportes de resultados alcanzados y poder influenciar para que las cosas sucedan. Yo no ejecuto, no tengo función de ejecución y para eso tenemos a la Secretaría Técnica Ecuador Crece sin Desnutrición Infantil. Y estaré (el tiempo) que sea necesario y lo que el presidente considere, es decir, no tengo un plazo determinado.

En un poco más de 20 días en el cargo, ¿qué ha realizado?

Hemos levantado información relevante de todas las partes que están contribuyendo en esta lucha, es decir, de lo que se ha hecho en el pasado, de las mejores prácticas regionales y mundiales sobre la lucha contra la desnutrición crónica infantil. Hemos mantenido conversaciones con el Ministerio de Inclusión Económica y Social, Ministerio de Salud Pública, Educación y Finanzas. Hemos desarrollado un primer marco general de la estrategia con los principales elementos que debería contener y estamos organizando la planificación estratégica que ya arrancaría el próximo lunes en una sesión de trabajo con equipos de todos los ministerios y también asistencia de la cooperación internacional, y entidades de la sociedad civil.

¿El 21 de junio, a cuatro días de cumplir un mes en el cargo, ya tendrá reuniones con los ministerios?

Publicidad

Se inicia formalmente el lunes con las sesiones de trabajo. Vamos a estar trabajando con varios delegados de ministerios.

¿Cómo será la conexión con Erwin Ronquillo, actual secretario técnico del Plan Toda Una Vida, pero que pasará a ser secretario técnico Ecuador Crece sin Desnutrición Infantil?

Yo voy a estar a cargo de la parte de articular la estrategia, de aconsejar al presidente en materia de política pública. Y quien va a estar como brazo ejecutor implementando esas acciones, organizando que las cosas va a ser la Secretaría. Entonces vamos a cooperar más cercanamente con el secretario Erwin Ronquillo.

¿Y en esa cooperación con secretarios y ministros, hay formas de cumplir con el objetivo del mandatario de erradicar la desnutrición crónica infantil?

Existen varias prácticas, técnicas basadas en evidencia científica para combatir la desnutrición crónica infantil que se han aplicado a nivel mundial y en la región. Existen en el Ecuador algunos elementos de política pública, algunos decretos, marcos legales que ya establecen mecanismos para implementar programas de iniciativa de combate a la desnutrición crónica infantil, que han sido desarrollados basados en las mejores prácticas internacionales. Ya tenemos un marco político que nos diga cuáles son las acciones. Esto tenemos ahora que ampliar para ejecutar y establecer los mecanismos en territorio.

El decreto ejecutivo, con el cual lo asignan al cargo, estipula un plazo de 60 días para cumplir con la propuesta sobre reformas normativas e institucionales que permitan la ejecución de la estrategia. ¿Cree que lo pueda ejecutar?

Tenemos un plazo establecido en el decreto de 60 días para presentar el plan estratégico y esperamos completarlo antes.

¿Al momento se ha analizado un presupuesto para cumplir con la estrategia?

No tenemos un monto previsto, todavía se están haciendo estudios para determinar cuánto va a costar la estrategia que se está montando y esas recomendaciones y la normativa que ya existe en el Ecuador. Hay que asignar recursos oportunos, suficientes para este combate y el Ministerio de Economía y Finanzas juega un rol importante.

Entre sus consejos, ¿está previsto una alianza público-privado, buscar apoyo internacional?

La cooperación internacional está ayudando mucho en el establecimiento de programas y estrategias. Los recursos de organismos multilaterales son importantes.

Actualmente tiene su propia oficina, ¿cómo es su día a día?

Yo estoy ahora moviéndome por varios lugares, prefiero estar en territorio. Voy a estar reunido en varios ministerios y pasando más tiempo en la Secretaría Técnica Ecuador Crece sin Desnutrición Infantil, en donde tengo que hacer más articulación, coordinación.

Y sus visitas a territorio, ¿quién las financia?

En caso de mis viajes a territorio los voy a financiar yo, no quiero que haya una carga al Gobierno, salvo que haya funciones oficiales donde el Sr. presidente quiera que le acompañe, entonces ahí posiblemente tenga que usar capacidades o recursos públicos. Pero en los movimientos que yo esté haciendo para cumplir mi misión de asesoría al Sr. presidente lo voy a cubrir con gastos de mi lado. (I)