“Si por haber saludado, haber bailado (con Andrés Arauz), hoy tengo que ser expulsado, torturado, crucificado, lo que sea... estoy dispuesto. Así hay que ser”, expresó el presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), Jaime Vargas.

Él participó este martes 9 de marzo, en una asamblea extraordinaria de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía (Confeniae), junto a otros dirigentes, entre ellos, Marlon Santi, coordinador de Pachakutik (PK).

Este escenario sirvió para que los líderes indígenas ventilaran las discrepancias internas que ha provocado división en el movimiento indígena, propiciado por las elecciones presidenciales del 7 de febrero.

Vargas defendió su gestión de las críticas de dirigentes de la Conaie por los ‘encuentros casuales’ que tuvo con el candidato presidencial de UNES, Andrés Arauz y también al Consejo Nacional Electoral (CNE), cuya titular es Diana Atamaint.

Publicidad

En ese contexto, Vargas dijo que están pidiendo destituirlo porque no apoyó al candidato presidencial de PK, Yaku Pérez.

“Como no he apoyado a Yaku Pérez, hay que destituirle (dicen)... Yo no he hecho campaña ni por uno y otro”, aseveró el dirigente achuar en esta asamblea, que se dio un día antes de un consejo ampliado que se realizará mañana (miércoles) en Guaranda (Bolívar), y en el que se prevé definir una fecha para elegir a su reemplazo, pues se encuentra en funciones prorrogadas.

‘Enrumbar’ a la Conaie centrará el análisis de las bases indígenas en su consejo ampliado

“Aquí no hay tal que Vargas se haya auto reelegido. Se ha dado prórroga de funciones. Todavía seguimos en funciones. Si me dicen que hoy mismo se elija a un presidente de la Conaie, se puede definir. Pero vamos a cumplir la resolución de la Conaie que en septiembre del 2021 convocaremos al congreso. Ahí se va a elegir con calma, no con actitudes de mala fe”, sentenció.

Sobre el respaldo a las movilizaciones en contra de un presunto fraude electoral convocadas por los dirigentes de la Ecuarunari, Carlos Sucuzhañay y Javier Aguavil de la Conaice, él cuestionó que tenían un carácter de pacíficas y que para él no tenían efectividad.

“Nos convocan a luchar. Les digó: cómo va a ser la resistencia. Si en verdad nos están robando los del CNE... son ladrones. Entonces Jaime Vargas convoca, tómense los CNE en todas las provincias. Eso dije yo. (Y le dijeron) ‘Es que no... Es que el candidato dice que pacífica, con florecitas, con palomas blancas, no se qué. ¡Eso no da efectividad. Si vamos a cerrar, vamos a cerrar, tomémonos todos los CNE y hagamos el conteo y pidamos, y sino, quememos todas las urnas”, relató.

Sucuzhañay y Aguavil le habían advertido que eso podría tener como efecto otro juicio penal, y que “nos van a decir vandálicos, mariateguistas, camuflados correístas... Ya pues dije, ustedes también convoquen presidentes, cierren para que ustedes también tengan un juicio”. Hubo risas de los líderes indígenas presentes.

Publicidad

El debate se centró también en la selección de los candidatos para las elecciones nacionales y el respaldo a Pérez.

Marlon Santi indicó que es “mentira” que “todo está consumado”, como Vargas opinó días atrás, respecto de que Pérez ya no participará en la segunda vuelta electoral del 11 de abril.

“Dice que todo está consumado. Mentira, la última palabra la tiene el Tribunal Contencioso Electoral (TCE). Necesito tu apoyo para demostrar la transparencia, necesito, porque tu pusiste a la Diana Atamaint en el CNE y queremos que la compañera maneje de forma transparente las cosas”, le espetó Santi.

Aseguró que una vez que el TCE disponga abrir las urnas, en el tratamiento de un recurso subjetivo en contra de los resultados oficiales de la elección de binomio presidencial, pedirán 400 personas que acudan por tres días para hacer el recuento de votos, porque “necesitamos 40.000 votos” para pasar al balotaje. Y en esa línea, pidió a las bases indígenas que les “dejen pasar esta fase”, antes de resolver convocar al voto nulo para la elección del 11 de abril.

Y le reclamó a Vargas que el viaje a Bolivia para recibir al expresidente Evo Morales y el encuentro en un mercado en Puyo, en los que se encontró con el candidato Andrés Arauz, “afectó a la campaña electoral” de Pachakutik.

Entonces el presidente de la Conaie aprovechó para desahogar su molestia de cómo se eligieron los candidatos para las elecciones nacionales del 7 de febrero y defendió a Atamaint.

“Si tanto hablamos de fraude, ¿será que ganamos con fraude dos asambleístas en la Amazonía?”, le cuestionó, y aseguró que el CNE no está controlado por la Conaie, porque “es un poder electoral que se rige a la Constitución y leyes”.

“Es malo cuando decimos tú le pusiste a la Diana Atamaint, tú eres el culpable. Jaime Vargas no pone solito, hay resolución que llegamos a acuerdos para poner a Diana. No hay tal que por el egoísmo, me cae mal... Habíamos conversado Marlon, nos llamamos para apoyarle a Diana. Y, gracias a Diana tienen el Fondo Partidario Permanente, $ 600.000 creo. Cuánta formación política hemos hecho, no es que yo he puesto”, expresó.

Detalló que un día la subcoordinadora de PK, Cecilia Velasque y la “dizque mano derecha o izquierda de Yaku Pérez, Bruno Segovia” acudieron hasta su casa para ofrecerle ser candidato al Parlamento Andino y hasta ministro, pero que él no aceptó porque pidió ser primer candidato a asambleísta nacional.

Y que tampoco aceptaría un ministerio, porque no quiere ser otro “ministro vago”.

Como le pidieron que el movimiento social no intervenga en las actividades políticas de PK, cumplió “a cabalidad la petición” y tampoco participó en la campaña electoral y se enfocó en fortalecer la estructura organizativa de la Conaie.

Criticó también al candidato a asambleísta, Salvador Quishpe porque “se creen dueños, ellos ponen los candidatos. Entonces, de qué participación hablamos”, le reclamó a Marlon Santi.

De esta asamblea en la Amazonía se pretendía tomar resoluciones para el consejo ampliado que se realizará mañana en Guaranda, y al que están convocados los dirigentes indígenas de las tres regionales de la Conaie y sus organizaciones filiales. (I)